Vídeos para la reflexión
SmartSection is developed by The SmartFactory (http://www.smartfactory.ca), a division of InBox Solutions (http://www.inboxsolutions.net)
¡No exijas y ama!
Publicado por Admin el 22/5/2015 (620 lecturas)
¡No exijas y ama!

Tengo 14 años, y vengo a hacerlos reflexionar un poco.
Todos alguna vez nos hemos imaginado nuestro futuro, ya casados con hijos, viviendo felices ¿pero acaso nuestro futuro será feliz?
A veces los padres quieren que hagamos todo a la perfección, y esto se debe porque quieren lo mejor para nosotros pero, antes de exigir piensen las consecuencias.

Les mostraré mi ejemplo: mis padres siempre me han exigido mucho, tanto que una psicóloga me dijo que yo ya tengo un trauma. Todo empezó cuando entré al kinder, mis padres querían que fuera una excelente niña así que siempre me exigían el diez, me decían que el nueve era muy malo, que la única calificación que podía obtener era diez. Y como me acostumbraron a eso, siempre quería ser “perfecta”, todo el kinder saqué diez.
Entré a la primaria continué con mi promedio de diez, después en quinto de primaria la maestra me tenía mucha envidia así que me comenzó a poner nueves en la calificación. La verdad mi primer nueve fue el peor día de mi vida, yo pensaba que era perfecta, y no podía sacar eso. Y lo que más me preocupaba eran mis padres, ¿que me harían? ¿me pegarían? la verdad en ese momento quería morirme y apenas estaba en quinto de primaria, tenía aproximadamente 10 años, me dolió en el alma tanto a mi como a mis padres.
No sabía que hacer, comencé a ver en la televisión que niñas comenzaban a lastimarse para sacar el dolor que llevaban dentro. En ese tiempo me llevaron con la psicóloga para que pudiera salir adelante y así ellos creyeron que yo ya estaba bien pero no. Pase a sexto año y descubrí el primer amor. Aunque me digan ridícula a ese niño lo amaba como no tienen idea, poco a poco me di cuenta que él me utilizó, no sabía que hacer, todo los días era llorar por él. Recordé lo de mis calificaciones, también siempre he tenido actividades extracurriculares y otra preocupación era eso, con lo de mi amor, estaba teniendo muchos cambios en mi cuerpo, estaba bajo mucha presión así que un día vi una liga tirada en el piso, la tomé ¡y comenzé a lastimarme cuando apenas tenía 12 años!
Pasó el tiempo, yo seguía lastimándome se había convertido en una costumbre para mí. Comencé la secundaria, el primer año me sentía excluida, sentía que todos me daban la espalda, amigos, compañeros, conocidos y hasta mi propia familia.
Entré a segundo de secundaria, ahí comencé a tener muchos pretendientes, pero como no me dejan tener novio, los tenía que ignorar pero hubo uno donde me volví a enamorar. Yo me seguía lastimando, le conté mis problemas y fue el único que estuvo ahí en mis tiempos difíciles.
Comencé a tener peleas con mi madre, mis familiares comenzaron a decirme que había cambiado solo por enamorarme, cuando ellos me dieron la espalda por mucho tiempo.
Mi maestra citó a mi mamá solo por sentirme mal, mi madre estaba completamente decepcionada. Estos momentos han sido los mas difíciles de toda mi vida: mi abuelito muy enfermo, mi padrino con cáncer, la gente diciéndome que he cambiado, mis amigos rechazándome, las calificaciones perfectas, las actividades extracurriculares, las ofensas de mi propia madre en mi fiesta de xv años, y todo lo tengo que hacer PERFECTO.
No supe como desahogarme y en lugar de solo lastimarme, comencé a cortarme y a vomitar. Mi mamá tanto como en las calificaciones también me exige en el cuerpo. Así que dime, ¿acaso no crees que es mucha tensión para una adolescente de 14 años?
En estos momentos lo único que pienso es estar allá arriba con dios y ya no sufrir más. Y luego se preguntan ¿por qué se suicidó? o ella era muy buena, o comienzan a llorar en la tumba ¿pero para qué? ¡si ya no esta viva! Pero lo que quiero que ustedes reflexionen es que ¿cómo puedes lastimar tanto a tus hijos? solo por exigirles porque quieres lo mejor para ellos.
Así que piensa un poquito y mira todo lo que causa un simple “se perfecta”.
Ama a tus hijos demuestra que los amas, porque tal vez mañana será demasiado tarde.
  Mostrar este artículo en formato PDF Imprimir artículo Enviar artículo

Explorar artículos
La ley del camión de la basura #ConsejoParaLaVida Artículo siguiente


Buscar reflexiones




padrenuestro.net & elaccitano.com