SmartSection is developed by The SmartFactory (http://www.smartfactory.ca), a division of InBox Solutions (http://www.inboxsolutions.net)
Las palabras no bastan
Publicado por Admin el 22/8/2013 (624 lecturas)
El mundo te espera
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

CUARTA
REUNIÃ?N

En esta última reunión invitamos a los preadolescentes a celebrar todo lo reflexio­nado y vivido sobre el tema, y concretar alguna acción o compromiso en el barrio.

1. ACOGIDA

Se reúnen en gran grupo. La sala está convenientemente adornada con los ele­mentos siguientes:
- Dos grandes carteles: EL MUNDO TE ESPERA Y ¡ANÍMATE! en la puerta por don­de entran los chicos y en el centro de la sala.
- La gran cartelera con fotografías de actividades personales y en grupo, ocultan­do la frase ¿Estoy dispuesto/a a hacer algo?, de la segunda reunión.

- Otra cartelera lateral en blanco.
- Los globos del mundo colgados del techo.

Conforme van entrando se les invita a colocar la propia fotografía en la cartelera lateral. Puede ponerse música de ambiente, con la canción o música empleada en las reuniones anteriores.

Cuando ya han entrado todos, se sientan en círculo. Un animador o animadora in­vita a todos a observar la decoración de la sala durante unos segundos, y a pensar en una frase que sintetice todo lo que están viendo. A continuación, descubre el cartel oculto bajo las fotografías de la cartelera y motiva las dos actividades de la reunión: la celebración y el compromiso.

2. CELEBRACIÉN

a) Introducción
Un animador o animadora introduce la celebración con estas o parecidas palabras: En las reuniones anteriores hemos descubierto algo más sobre Jesús de Nazarel Nos hemos dado cuenta de que no le ataba nada ni nadie, ni el poder, ni el dinero, ni las autoridades, ni la ley. Era una persona libre que había descubierto su lugar y compromiso en el mundo: dedicarse totalmente a los demás. Jesús estaba disponible para todos: necesitados, marginados, pecadores. Estaba abierto a tI} dos y a nadie cerró su puerta, porque tenía entrañas de compasión ante el dolor la marginación, el sufrimiento de los demás.

b) Canto: «Arriésgate» (MJS, n.16) u otro adecuado al tema.

c) Palabra de Dios
El animador o animadora invita a escuchar la Palabra de Dios. Entre varios chicos, chicas leen las siguientes citas. Son algunas respuestas de Jesús a situaciones y personas concretas.

- A los niños

Se acercaron entonces unos niños para que les impusiera las manos y rezara por ellos; los discípulos les regañaban, pero Jesús les dijo: «Dejad en paz a los niños, no les impidáis que se acerquen a mí, porque los que son como ellos tienen a Dios por Rey». Les impuso las manos y siguió su camino (Mc 19,13-15).


¿Y yo, qué?

- A los políticos y gobernantes.

«Sabéis que los jefes de las naciones las tiranizan y que los grandes las oprimen. No será así entre vosotros; al contrario, el que quiera subir, sea servidor vuestro, el que quiera ser primero sea esclavo vuestro» (Mt 20,26-28).

¿Y yo qué pienso?

- A los débiles y sencillos

«Bendito seas, Padre, Señor del cielo y tierra, porque si has escondido estas cosas a los sabios y entendidos, se las has revelado a la gente sencilla; sí Padre, bendito seas, por haberte parecido esto bien».

«Acercaos a mí todos los que estáis rendidos y abrumados que yo os daré respi­ro. Cargad con mi yugo y aprended de mí, que soy sencillo y humilde: encontra­réis vuestro respiro, pues mi yugo es llevadero y mi carga ligera» (Lc 11,25-30).

¿Y yo los desprecio?

- A los poderosos
« ¡Cuidado con los letrados! Ésos que gustan pasearse con sus grandes ropajes, recibir reverencias en la calle, y buscan los asientos de honor en la sinagoga y los primeros puestos en los banquetes; ésos que se comen los bienes de las viu­das con pretexto de largos rezos» (Mc 12,38-40).

¿Y yo los envidio?

- Al mundo de la enfermedad y del sufrimiento.

Recorría Jesús todos los pueblos y aldeas, enseñando en las sinagogas, procla­mando la buena noticia del Reino y curando todo achaque y enfermedad. Viendo al gentío le dio lástima de ellos, porque andaban maltrechos y derren­gados como ovejas sin pastor (Mt 9,35-37).

¿Y yo los consuelo?

- A los marginados

Estando Jesús a la mesa en casa de Leví, un buen grupo de recaudadores y descreídos se reclinaron con él y sus discípulos. Los letrados y fariseos, al ver que comía con descreídos y recaudadores, decían a los discípulos: «¿Por qué come con recaudadores y descreídos?» Jesús lo oyó y les dijo: «No necesitan médico los sanos, sino los enfermos. No he venido a invitar a los justos, sino a los pecadores» (Mc 2,15-17).

¿Y yo sé quiénes son?

d) Montaje audiovisual: A continuación se presenta un sencillo montaje audiovi­sual, para ayudar a los preadolescentes a situarse de nuevo en los ambientes cerca­nos a su vida, y pensar en algunos compromisos concretos. Proponemos un ejem­plo de montaje.

TEXTO
DIAPOSITIVA
Formo parte de una familia. Ellos me necesitan. ¿Qué me piden
Escena de familia
en este momento?
Soy estudiante. ¿Qué esperan los compañeros y profesores de mí?
Escena de colegio
Tengo un grupo de amigos/as, con ellos salgo y me lo paso bien.
Grupo de amigos/as
¿Confían en mí? ¿Qué les ofrezco yo? ¿Qué puedo ofrecerles?
En el barrio donde yo vivo hay problemas, dificultades, situacio-
Escenas de la calle
nes que necesitan alguna respuesta. ¿Qué puedo hacer yo?
Las noticias que llegan cada día me preocupan y piden solucio-

nes, ¿Tengo yo alguna?
Un periódico



e) Breve homilía. El que preside la celebración relaciona la palabra de Dios con el montaje anterior, e invita a todos a pensar en un problema o necesidad concreto que exista en el barrio, pueblo o ciudad, o que afecte a la gente que tienen más cercana. Lo escriben en una papeleta y lo echan en el cesto usado en las reuniones anteriores, colocado también en la sala. El que preside anima a hacer oración espontánea desde dicho problema, o desde los distintos elementos de la sala trabaja. dos a lo largo del tema. .
f) Oración. A continuación se dicen en público las distintas oraciones, y cada dos se canta el estribillo del canto de entrada Arriésgate.
Mientras se canta el estribillo por última vez, se sacan del cesto usado en la reu. nión anterior unos papelitos, los tiran entre los presentes, y cuando ya los tienen delante, rezan todos juntos la oración escrita en ellos:
Cristo conmigo.
Cristo dentro de mí.
Cristo delante de mí.
Cristo detrás de mí.
Cristo a mi derecha.
Cristo en mi casa.
Cristo en la calle.
Cristo en el camino.
Cristo en mi puesto de estudio o trabajo.
Cristo en todos los ojos que me ven.
Cristo en todos los oídos que me escuchan.
Cristo en la boca de toda persona que piensa en mí.
Cristo conmigo y yo con Cristo, siempre y en todas partes.

g) Manos a la obra
El que preside la celebración invita a situarse ante los problemas que existen en el ambiente cercano, y a tomar como grupo algún compromiso. Para ello va sacando las papeletas del cesto y lee el contenido. Y como si se tratase de una subasta invita a los grupos a quedarse con el problema.
Cuando ya han escogido todos los grupos, se reúnen con el animador o animadora correspondiente y buscan una acción concreta para actuar en los próximos días.
Enumeramos, a continuación, algunas acciones que se pueden llevar a cabo:
- Buscar información sobre grupos y asociaciones comprometidos en la solución de problemas:
· Jóvenes por la paz y el desarme, Objetores de conciencia, Voluntariado del Tercer Mundo.
· Asociaciones que trabajan en las cárceles.
· Proyecto Hombre u otras asociaciones de prevención de la drogadicción.
· Organizaciones de consumidores.
· Clubes-asociaciones de Tiempo Libre.
· Cruz Roja, DYA.

Con un cuestionario base:

¿Quiénes son? Tipo de gente, edad, procedencia.
¿Por qué trabajan, qué les mueve?
¿Cuál es su situación actual?
¿Qué hacen, a qué se dedican?
¿Cómo empezaron?
- Cómo hacer llegar esta información a los demás: fotocopias, informe, un perió­dico.
- Mesas redondas sobre temas concretos como el paro.
- Se puede organizar la manifestación de Los bocatas. Una encartelada en la que por la parte de delante en el cartel vayan los problemas, las causas y porqués, y en la parte trasera posibles soluciones, como los hombres anuncio.
- Un discofórum que utilice y presente canciones que hablen de problemas de la sociedad.
- Un cinefórum con películas sobre algún tema concreto, por ejemplo, La ciu­dad de la alegría.
h) Canto final: Se acaba con la canción Pon tu mano (MJS, n. 147) u otra similar.
  Mostrar este artículo en formato PDF Imprimir artículo Enviar artículo

Explorar artículos
Artículo anterior JESÚS FUNDA LA IGLESIA Alguien comenzó a volar antes Artículo siguiente




padrenuestro.net & elaccitano.com