SmartSection is developed by The SmartFactory (http://www.smartfactory.ca), a division of InBox Solutions (http://www.inboxsolutions.net)
Obra de Navidad
Publicado por Admin el 1/12/2010 (7725 lecturas)
Ambientaci?n:



Se trata de una familia que se dice creyente, que se re?ne el d?a de Nochebuena a cenar. Cada cual anda preparando sus cosas.



La madre prepara afanosamente la cena porque es una noche especial.

El padre est? terminando de poner el Misterio junto al ?rbol, ajustar las luces y dem?s. Los ni?os est?n terminando de poner los pastores, musgo, etc. etc.



Hablan entre ellos de lo importante que es esa noche: la noche en que NACE DIOS les dice el padre a los ni?os mientras siguen afanosamente sus tareas.

- Ni?a: Y hay que poner la estrella, dice uno de los peque?os.

- Padre:?Claro! porque fue la estrella la que apareci? en el cielo cuando naci? Jes?s

-Y fue la que llev? a los Reyes hasta donde naci? Jes?s, ?a que s?? Pregunt? el otro hijo.

-?Claro!, pero se escondi? para que no la viera Herodes, el malo ?a que s?? Replic? el otro ni?o.

- Padre: Jo!! ?Cu?ntas cosas sabemos de Jes?s y de cuando naci?, eh??



Las sonrisas aparecieron en las caras de los ni?os, no exentas de cierto orgullo porque hab?an pasado su peque?o examen de conocimientos con sobresaliente.

- Hay que poner la m?sica, los villancicos para ir ambientando esto, dijo el padre. ??Venga!! Que suene la m?sica para que nos alegremos mientras mam? termina de preparar la cena.



De repente suena el timbre de la puerta.

-Ni?a: ??Mam?!! El cartero. Dice que trae un telegrama urgente.

-Madre: ?El cartero a estas horas? ?Urgente? No creo que haya pasado nada. ?Esperamos algo o ?? Pregunta la mujer intrigada al marido.

- Padre: No, al menos no que yo sepa. Quiz?s sea que a alguno de los amigos se les ha olvidado mandar la felicitaci?n de navidad y ? pero no s?.



Deja la cocina, pasa las manos bajo el grifo y va aprisa a la puerta mientras se ajusta el delantal y se seca las manos que acaba de lavarse.

El padre sigue con su ?rbol, aunque mirando de reojo a la puerta a ver si es que ha sucedido algo.

- Madre: Hay que fastidiarse, (pasa murmurando la madre mientras va camino de la puerta). Esto de la navidad es un rollo ?quien la inventar?a!. S?lo hay l?o en casa, gente en las calles, las tiendas llenas para gastar dinero y, precisamente ahora que est? casi todo a punto, que como me descuide se me quema lo que tengo en el fuego, ??oportuno, si se?or!! ??El cartero!! ??No llegan las cartas nunca a su hora y hoy, a esta hora se le ocurre aparecer!!

- Cartero: Buenas noches se?ora. Un telegrama para usted!!

- Madre: ?Qui?n lo manda?

- Cartero: No lo s? se?ora. Un tal Jes?s, pero no pone m?s. Si quiere, cuando llegue a la oficina, busco el registro y la llamo para decirle, pero ?

- Cartero: ??Firme aqu?! Donde pone destinatario.



La mujer firm?, cogi? el telegrama ?

- ??Adi?s se?ores y que pasen feliz noche!! Dijo el cartero.

- Usted tambi?n, dijo la mujer.?? Menuda noche para estar por ah? al fresco o trabajando!!.

- Cartero: Tiene usted raz?n, se?ora, pero? algunos hemos de hacerlo porque si no este servicio y otros muchos quedar?an sin hacer y ?

-Bueno, pues eso, ??Feliz Navidad!! Volvieron a repetirse mientras cerraban la puerta.



Con cierta intriga abri? el sobre donde estaba el telegrama y ?. Su cara cambi? completamente mientras le?a el texto escrito en el peque?o papel.



??Hola, soy Jes?s, el Hijo de Dios y me gustar?a pasar esta noche con vosotros!! [STOP] Basta con que lo dese?is para que yo aparezca [STOP]. Espero no ser inoportuno ni avisar demasiado tarde [STOP] Por m? no os preocup?is, compartir? lo que haya[STOP].



La mujer daba vueltas y m?s vueltas mientras con el papel en las manos; no sab?a ni qu? hacer ni qu? decir, ni siquiera las palabras le sal?an de la boca para llamar a su familia.

- Padre: ?De quien era el telegrama?

La mujer, a?n en su asombro, dijo: ??Venid, mirar que noticia m?s buena!! Y extendi? el papel para que lo vieran.

El padre ley? en silencio el texto del telegrama.

- Padre: Ni?os, venid!! Esta noche va a ser muy especial porque ? Nos acaba de avisar Jes?s de que llegar? esta noche a cenar con nosotros. Ya veis como eso de rezar y de creer en ?l pues tiene sus recompensas. ??Vamos a ser los m?s felices de la ciudad!!

- Ni?o: ?os imagin?is cuando les digamos a los amigos que ha venido Jes?s a cenar con nosotros? - uno de los ni?os-, a lo cual asintieron todos con la cabeza y ? empezaron los nervios, las carreras, los preparativos.



La mujer a la cocina a mirar y remirar su cena porque iba a venir la persona m?s importante del mundo a su casa esa noche. Eran casi las 10, no tardar?a en llegar pens?.

Dirigi?ndose a uno de los ni?os: ?vete al armario y saca un plato y un cubierto m?s, que habr? que poner uno m?s en la mesa!.

Nuevamente el timbre son? en la puerta.

Al o?r el timbre le dijo el padre a la hija: ?? est?n llamando!! Vete a abrir?

- Madre: ?No!! Dijo la mujer que iba casi corriendo a la puerta mientras dejaba el delantal por el camino. Ser? Jes?s que llega. ??Pues qu? rapidez!!. Bueno, como es el Hijo de Dios podr? entender que haya cosas no terminadas de preparar a?n.

Y mientras le dijo al otro ni?o:

- Madre:?En el caj?n del mueble hay unas velas, s?calas y d?selas a pap? para que las coloque en la mesa en el candelabro de plata que nos regalaron!!.

Al abrir la puerta, apareci? con su cara roja del fr?o un chavalillo.

- Chavalillo: ??Se?ora!! ?Me da algo?? Es que mi padre est? enfermo y ? no hay mucho en mi casa. (mirando a suelo con cierta verg?enza de tener que pedir)

La mujer mir? al chiquillo casi con enfado y...

??Ahora no me puedo entretener!! Va a venir gente importante a cenar y a?n no he terminado de preparar la cosas. Ya lo siento ni?o. Vente ma?ana y si ha sobrado algo pues te lo preparo y te lo llevas, ?de acuerdo?

Encogi?ndose de hombros y con una sonrisa peque?a y triste, mientras daba la vuelta, s?lo acert? a decirle a la mujer:

- Chavalillo:?Muchas gracias se?ora. Que pasen una buena noche!!.



La puerta se cerr?. La mujer corri? nuevamente a la cocina entre impaciente y enfadada.

- Madre:(a uno de los hijos) ??Saca las servilletas de hilo del caj?n!! Esta noche es especial y hay que tener lo mejor para recibir a Jes?s.

Sonaron las 10 en el reloj.

- Bueno, dijo el padre, esto ya est?. Seguramente cuando venga le gustar? ver tan adornado el Bel?n. Lo que cambian las cosas verdad cari?o?? Mirando con cara de enorme satisfacci?n a su mujer mientras intentaba explicarle a los ni?os ?Cuando naci?, todo soledad y pobreza, nadie les quiso, se tuvieron que meter en una cuadra de animales ??qu? pobres, qu? mal lo pasar?an!! ?.. Y ahora cualquiera les dar?a un sitio en su casa, les dejar?a entrar, les atender?a, ?

Los ni?os correteaban nerviosos, alterados a?n por la noticia. Sonaban las tapaderas de las cazuelas en la cocina.

Ringggg Un peque?o sobresalto y ? ??Ya voy yo a abrir!! - el marido, as? no hay problema con la cocina y te da tiempo a prepararte para que te vea bien y ?

Al abrir la puerta, una mujerica, delgada, con un beb? en brazos le tendi? la mano.

- Mujerica: ?Me dar?a algo para dar de comer a mi ni?o? dijo al hombre cuando se abri? la puerta.

- Padre: Mire se?ora, ya lo siento, pero en este momento no tengo nada encima y ?

Llegaron los ni?os corriendo a la puerta pensando que su padre hablaba con Jes?s y al ver a la se?ora miraron al padre.

El hombre entre nervioso y un poco inc?modo por la situaci?n, intent? controlarse y dijo a la mujer:

-Ya lo siento, ya ve c?mo est? esto. Si viene usted ma?ana le prometo que tendr? preparado algo para que pueda tener usted tambi?n un d?a de Navidad especial. Ahora si me disculpa?..

La mujer lo mir? con tristeza, como pudo, con la poca tela con la que se tapaba, envolvi? a su hijo, lo arrim? a su pecho y les dese? que pasaran una feliz noche mientras el hombre dec?a:

- Ya sabe, venga usted ma?ana y mi mujer ya le dar? algo. Feliz Navidad tambi?n para usted.

-?Qui?n era? pregunt? la mujer. ?No era Jes?s?

Uno de los ni?os le dijo: una gitana o algo as? que ven?a pidiendo.

La mujer por lo bajo rezongaba: -??Ni en nochebuena pueden dejar de dar la lata!! No hacen nada y encima tenemos que aguantarlos un d?a y otro con la mano puesta a ver si les damos.



-?Ni?os!!! casi chill? ya la madre: os quiero ya arreglados y lavadas las manos. Decirle a pap? que os peine y que os ponga un poco de colonia.

- Al marido -: ?Por qu? no vas enchufando ya la m?sica y ? No estar?a mal que cuando llegara pues escuchara aquellas canciones? jejeje, bueno, las que siempre se han cantado por Navidad.

Ringggg

- Madre: Venga, que ahora ya debe de ser ?l. A ver ni?os, sentados a la mesa, yo me quedo aqu?, t? ve a abrir.

Mientras el marido va a la puerta, la mujer pone el CD de los villancicos

?? Gloria a Dios en las alturas

y en la tierra al hombre pazzz

as?? los ?ngeles cantan en Bel?n

en un portalll,

as?? ?..?

- Vecino: ?Perdone!, dijo un hombrecillo ya mayor.

Al o?r la voz del vecino, la mujer vuelve direcci?n a la cocina.

- Mujer: ???Por qu? no nos dejar?n en paz!!? Se han propuesto no dejarnos estar tranquilos y.. precisamente hoy, est? a punto de llagar el Otro y aqu? la gente dando la lata!! ??Que se queden en su casa!! GRRRRRRRRRRRRR

- Vecino: ?. Es que? este cacharro no entra bien en la cocina, se nos ha roto una fuente que ten?amos para meter a calentar nuestra cena, ya sabe, (dijo el hombre mientras bajaba la cabeza como apurado) Ya sabe usted como est? mi mujer y a m? me tembl? el pulso y ? ?Ser?an tan amables de dejarnos una para calentar nuestra cena? No es gran cosa, y en unos minutos ?

- Padre: Pues mire, en este momento es complicado porque mi mujer est? terminando la cena, todo est? lleno de cacharros en la cocina y entre unas cosas y otras pues ?

?Sabe? Lo que ten?an que hacer ustedes estos d?as especiales era irse a casa de los hijos, o de algunos parientes, ya sabe, para no estar solos. Si nos hubi?ramos dado cuenta antes pues les hubi?ramos dicho que vinieran con nosotros, pero?

En el fondo suena una voz un poco malhumorada.

- Mujer: ?D?nde est? tu padre? Pregunta a uno de los ni?os con voz fuerte, para que se la oiga.

Se oye la voz de los ni?os que dicen que pap? est? hablando con alguien en la puerta.



- No se preocupe, dijo el hombrecillo. Lo entiendo. Perdone por haberle molestado y que tengan buena noche.

- Padre: Mire a ver si los de al lado se lo pueden hacer. Ya lo siento, pero es que ha llegado en mal momento. Con todo, si en un ratillo no ha podido hacerlo, pues vuelva y ya veremos a ver c?mo se lo solucionamos, ?vale?

- Gracias, volvi? a decir el hombre mientras daba la vuelta y volv?a a desearles feliz noche.

- Padre: Felices pascuas para ustedes tambi?n, mientras cerraba la puerta con un soplido de alivio.

-Era creo el vecino de arriba. ??Yo qu? s? que le ha pasado con una cazuela o ? ??lo que quer?a seguramente, ser?a fisgonear a ver qu? tenemos o qu? no, a ver si hab?a invitados o ?!No me extra?a que ni los hijos quieran saber nada de ellos. ??Menuda pareja!!. ??Se?or, Se?or!!

Los ni?os en la mesa, la m?sica sonando

?? yo quisiera poner a tus pies ?

alg?n presente que ?.

pero soy pobre y no poseo

m?s que un pobre tambor ?

Cuando el Ni?o Dios me vio tocar ante ?l

me sonri??.?



-Ni?o: ?Y este Jes?s cu?ndo vendr? pap??

- Padre: No s? hijo. Ya sabes que Jes?s lleg? el d?a de Noche Buena, cuando nadie le esperaba, y nadie salvo los pobres y los pastores que estaban cuidando sus reba?os bajo el fr?o de la noche, y las personas humildes del pueblo que se enteraron por ? bueno, (con tono muy de explicar a ni?os peque?os, como para quedar bien) Dios mand? a sus ?ngeles a decirles que si ten?an buen coraz?n, si eran personas que quer?an hacer el bien, que ? pues que fueran al portal, a Bel?n, que all? estaba Jes?s, en un pesebre, envuelto en pobres pa?ales, con el calor de los animales del establo porque ? ?como nadie quiso dejarles entrar en su casa?.!!



Los ni?os miraban atentos y escuchaban la historia de la primera navidad, de c?mo Jes?s naci? sin que nadie se enterara, c?mo la gente sencilla del pueblo lo supo por los mensajeros de Dios.



La mujer ? en ese momento cay? en la cuenta. Su cara se entristeci?. R?pidamente fue a la puerta, la abri? pero ? s?lo era silencio, fr?o, fuera s?lo la oscuridad de la escalera.

Cerr? la puerta y entrando les dijo con una profunda pena:

- ??Vamos a rezar un poco y a cenar!!

- ?Por qu?? Pregunt? uno de los hijos. ?No vamos a esperar a Jes?s?

La madre, lo cogi?, lo acerc?, lo abraz? y mientras miraba a su marido y su mesa llena de cosas, mientras miraba su cocina con todo a punto, mientras sonaba la m?sica y las luces se encend?an y se apagaban, s?lo acert? a decir,

- Ya ha venido, pero ... no lo hemos sabido ver porque nuestros ojos estaban llenos de cosas y lo esper?bamos para presumir, para ser importantes.

??QU? GRAN LECCI?N LA DE AQUELLA NOCHEBUENA!!

Desde aquel d?a, Jes?s ha ido a cenar con ellos y con otros muchos que han sido capaces de entender que El Hijo de Dios no s?lo naci? hace 2000 a?os, no s?lo no le dieron un sitio donde pasar la fr?a noche hace dos mil a?os, sino que hoy d?a sigue llamando a las puertas de personas sencillas capaces de verle en las personas que viven a su lado, pidiendo corazones abiertos de par en par donde entrar, donde quedarse a pasar la noche.

(a la gente)

?Le dejas el tuyo? Y t? el tuyo? ?Y t??

S?lo as?, con ?l en el coraz?n y desde el coraz?n, podr?s desear a los dem?s una FELIZ NAVIDAD.

(para terminar, pueden los ni?os bajar a las butacas y repartir corazones en los que puede ir escrito:

DE TODO CORAZON, FELIZ NAVIDAD

con la intenci?n de que cuando salgan del teatro y se despidan puedan intercambi?rselos.

? Jos? Carlos Montalb?n.
  Mostrar este artículo en formato PDF Imprimir artículo Enviar artículo

Explorar artículos
EL VALOR DEL PERD?N Artículo siguiente
Siguenos en:





padrenuestro.net & elaccitano.com