SmartSection is developed by The SmartFactory (http://www.smartfactory.ca), a division of InBox Solutions (http://www.inboxsolutions.net)
COMO VENCER CON EL BIEN, EL MAL?
Publicado por Admin el 5/2/2010 (2982 lecturas)
Cuantas veces te ha ocurrido que, aun queriendo hacer el bien, solamente encuentras el mal a tu alcance. Y aunque tienes el deseo de hacer lo bueno, no eres capaz de hacerlo. Esa es nuestra lucha diaria, forma parte de nuestras contradicciones mas profundas, de nuestra d?bil naturaleza carnal, que siempre ve en las cosas mundanas que le rodean, el elixir, donde como un ?xtasis, el pecado espera a la puerta, escondido detr?s de la tentaci?n.

La tentaci?n deber?a ser para probar, a nosotros mismos, lo que hemos aprendido, con dolor, de la maldad. Nuestras nuevas actitudes positivas, ante las malas costumbres que ten?amos, en el d?a a d?a, con el car?cter, la personalidad. Nuestra forma de comportarnos ante situaciones extremas. Las cosas que hac?amos en lo oculto, pensando que nadie nos ve?a: Perversidades, pensamientos oscuros, venganzas, amarguras, iras, mentiras, robos, alcoholismo, lujuria, drogadicci?n, pornograf?a, juegos de azar, prostitucion, homosexualismo, avaricia, y todo aquello que forma parte de los mas bajos instintos humanos.



Si pudi?ramos ver lo que ocurre en el mundo espiritual cuando todo esto ocurre, nunca caer?amos en la tentaci?n, que como tinieblas borrascosas, asechan nuestras Almas: Se cierran puertas de nuevas oportunidades. Los milagros se hacen inalcanzables. Se oscurece el entorno familiar. Aparecen las viejas enfermedades. Las finanzas decaen, y un sentimiento de culpabilidad te agobia constantemente. Porque de lo que siembras, eso mismo cosechas.



Cuantas personas que se congregan en diferentes cultos, ya sean cristianos, cat?licos, en mezquitas: jud?os, musulmanes, orientales, yoguis, mao?stas, etc., etc., lo hicimos un d?a por el c?mulo de necesidades que ten?amos: Deudas, hogares destruidos, enfermedades, vicios. Hicimos promesas para que todas esas cargas insoportables fueran quitadas de nuestras vidas, para que ocurriera un milagro. En los que cre?mos fervientemente y tuvimos fe, as? ocurri?. Pero que aconteci? despu?s?



Se nos olvido, que el verdadero culto que Dios quiere, no es otro acto religioso, sino que nos presentemos nosotros mismos, nuestra mente, nuestro coraz?n, nuestra Alma, como ofrenda viva santa y agradable a ?l. Que a trav?s de la renovaci?n de nuestra mente, su Esp?ritu Santo vuelva a fluir por todo nuestro ser, trayendo y acercando su Reino Celestial a nuestras vidas y familias. No vivamos ya seg?n los criterios del tiempo presente; al contrario, cambiemos nuestra pasada manera de pensar, para que as? cambie nuestra manera de vivir, y lleguemos a conocer la voluntad de Dios, es decir, lo que es Bueno. Lo que le es Grato. Lo que es Perfecto.



Si conseguimos cambiar la pasada manera de pensar y actuar, aquellas que nunca nos dieron resultados, que nunca nos condujeron a nada bueno, lograremos por fin encontrar el verdadero prop?sito para nuestras vidas. Lograremos entender que cada uno de nosotros fue creado para el bien com?n de toda la humanidad. Que tendremos dones y talentos desperdiciados, hasta que nos demos cuenta, que somos parte vital de toda la creaci?n, del plan divino de Dios, que no solo es comida, ni bebida, ni trabajar y estudiar, sino tambi?n, la plenitud del Amor, Justicia, Paz y Alegr?a en nuestros corazones, llenos del Poder del Esp?ritu Santo.



Que ser? mejor? Estar rodeados de penas, dificultades. Angustias acerca del pasado, presente y futuro. Llenos de inconformidades. Tribulaciones, luchas y m?s pruebas. Depresiones, soledad, celos, temores, manipulados, enga?ados. Alejados de la vida de Dios, de su plan perfecto para nosotros. O llenos del Poder del Esp?ritu Santo.



Hagamos un esfuerzo diario por cambiar lo incorrecto, hasta que se vuelva un h?bito en nuestras vidas: Am?monos como hermanos en Cristo, como hijos de Dios, respet?ndonos mutuamente, siendo sinceros y esforzados en ayudarnos unos a otros. Diligentes con todos nuestros asuntos, no perezosos. Aborreciendo lo malo y apeg?ndonos a lo bueno.



As? viviremos siempre alegres, por la esperanza que ahora tenemos del Amor, Justicia, Paz, Alegr?a, Gracia y Misericordia de Dios sobre nuestra vidas, para soportar con valor los sufrimientos; No dejando nunca de orar. Sirviendo al Se?or con un coraz?n ferviente en su prop?sito Universal. Bendiciendo y no maldiciendo a quienes nos persiguen. Alegr?ndonos con los que est?n alegres y llorando con los que lloran. Vivamos en armon?a unos con otros. No siendo orgullosos, sino, poni?ndonos al mismo nivel de los humildes. No presumamos de sabios.



No paguemos a nadie mal por mal. Procuremos hacer lo bueno delante de todos, hasta donde dependa de nosotros. Hagamos cuanto podamos por vivir en paz con todos. Queridos hermanos, no tomen venganza ustedes mismos, sino, dejen que Dios sea quien castigue; porque la Escritura dice: "A m? me corresponde hacer justicia; yo pagar?, dice el Se?or." Y tambi?n: "Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; y si tiene sed, dale de beber; as? har?s que le arda la cara de verg?enza?.



Si cambiamos nuestras problem?ticas y amargas actitudes del pasado, ya no te dejaras vencer por el mal. Por el contrario, vencer?s con el bien el mal, porque tendr?s la Protecci?n Divina. Ya no imitaras tus pasadas costumbres para sobresalir haciendo lo malo, sino que sobresaldr?s por hacer el bien. Y Cuando te sientas d?bil por las tentaciones y dificultades dir?s: ?Fuerte Soy? porque el Esp?ritu Santo de Dios est? conmigo.





CARLOS KELLYS?.
  Mostrar este artículo en formato PDF Imprimir artículo Enviar artículo

Explorar artículos
Artículo anterior La gente joven est? por la vida Adelante. Artículo siguiente
Siguenos en:





padrenuestro.net & elaccitano.com