SmartSection is developed by The SmartFactory (http://www.smartfactory.ca), a division of InBox Solutions (http://www.inboxsolutions.net)
DIN?MICA PARA NI?OS (4 a 12 a?os)
Publicado por Admin el 23/6/2009 (3853 lecturas)
EFAM - Escuela de formaci?n y animaci?n misionera ? Pastoral Misionera Arquidiocesana ? Salta
Din?mica para ni?os de 4 a 12 a?os


Contenidos:
? Definici?n de Din?mica y Did?ctica
? Metodolog?a de ?C?mo animar un grupo de ni?os?
? Esquema de la comunicaci?n para trasmitir Din?micas
? Educaci?n por edades, caracter?sticas.

Tema 1: Definici?n de Din?mica y Did?ctica
1.1. Definici?n de Did?ctica:
La Did?ctica es la disciplina cient?fico-pedag?gica que tiene como objeto de estudio los procesos y elementos existentes en la materia en si y el aprendizaje. Es, por tanto, la parte de la pedagog?a que se ocupa de los sistemas y m?todos pr?cticos de ense?anza.
1.2. Definici?n de Din?mica de grupo:
Din?mica de grupo se puede definir como las actitudes y sentimientos que presentan los componentes de un grupo ante la presentaci?n de un problema o actividad al que deben dar soluci?n.
La din?mica de grupos es un conjunto de conocimientos te?ricos y de herramientas en forma de t?cnicas grupales que permiten conocer al grupo, la forma de manejarlo, aumentar su productividad y de afianzar las relaciones internas y aumentar la satisfacci?n de los que componen el grupo
Es la forma o medio de como se predisponen los alumnos para aumentar su motivaci?n estado de animo, con la finalidad de obtener el m?ximo rendimiento en el proceso de la ense?anza aprendizaje.
La din?mica de grupos es un conjunto de conocimientos te?ricos y de herramientas en forma de t?cnicas grupales que permiten conocer al grupo, la forma de manejarlo, aumentar su productividad y de afianzar las relaciones internas y aumentar la satisfacci?n de los que componen el grupo






Tema 2: Metodolog?a: ?C?mo animar un grupo?
Es com?n que esta pregunta surja entre lo grupos misioneros No hay una respuesta ?nica* No existe un solo 'm?todo para la animaci?n, ya que. Los grupos var?an constantemente., tanto en cantidad como en caracter?sticas. Por lo tanto este es un interrogante que siempre debe estar latente, y nos deber? mantener alertas para enfrentarnos a las diferentes situaciones que se presentan dentro del grupo.


Tema 3: Esquema de la comunicaci?n para trasmitir Din?micas
EL EMISOR:
Elabora el mensaje, lo trasforma o adapta a los ni?os y lo trasmite de la manera m?s real evitando que llegue distorsionado a los ni?os. Tendr? que tener en cuenta la forma en que se desarrolla cada tema y las palabras que se utilizan seg?n las edades de los ni?os.
El emisor necesita conocer sus gustos, dones, lenguaje, para trabajar a trav?s de ellos y llegar al mensaje.

EL MENSAJE:
Son los contenidos o teor?as que se quiere comunicar.
- El emisor es el autor y productor del mensaje, lo que determina la
Afectividad del mensaje.
El canal que utiliza de acuerdo con el tema del mensaje y la manera de presentarlo.




El receptor mismo (el ni?o), su nivel de conocimiento, sus actitudes, su forma de comunicarse y su medio socio-cultural Es muy importante en la comunicaci?n que siempre es el mismo c?digo (lenguaje, etc.) que tiene el receptor.


EL CANAL:
Es el instrumento a trav?s del cual llegan los mensajes. En la formaci?n misionera los canal facilitan la tarea del misionero y ayudan a solucionar las dificultades en la motivaci?n la comprensi?n . Siendo lo mismo bien utilizado
Tambi?n podemos utilizar otros medios como cartulinas, diapositivas, t?teres, videos/ el Todos estos medios nos ayudan a asimilar el mensaje para llegar a un compromiso.

* EL NI?O COMO RECEPTOR:
El ni?o como destinatario del mensaje es quien debe interpretarlo, responderlo y continuar
Comunicaci?n. Todos los medios disponibles deben llevar al ni?o a pasar del "he visto" al "yo me comprometo' .El ni?o no es solo receptor sino tambi?n perceptor que interpreta
Traduce el mensaje para responder con un compromiso personal.



Tema 4: La educaci?n por edades. Caracter?sticas
Educaci?n del ni?o
4.1. LA VIDA DEL NI?O
La vida del ni?o comienza a partir de la concepci?n. Los nueve pri meros meses tienen importancia para todo e! desarrollo posterior. En esta ?poca se plasman los caracteres hereditarios y es ya el feto, particularmente sensible al medio que le llega a trav?s de la madre. No obstante, en esta ?poca no puede hablarse de una educaci?n, pero como desde el primer momento influyen en ?l un conjunto de factores, que le rodean, s? puede hablarse de una cierta pre-educaci?n, en el sentido de que la vida de los padres debe realizarse en condiciones ?ptimas, para transmitir al no-nato una influencia beneficiosa.
A partir del nacimiento se consideran en la evoluci?n del ni?o unos pe?r?odos muy diferenciados entre s?, aunque los l?mites que los separen sean vacilantes.
Algunos autores dividen esta edad de la infancia en tres etapas o in?fancias; otros, en dos. Pero estos ?ltimos subdividen la primera en dos per?odos muy distintos y alargan m?s o menos sus movimientos, seg?n el punto de vista que le sirve de referencia para la clasificaci?n. En e! fondo coinciden en distinguir dentro de la infancia tres edades con caracter?sticas muy marcadas, en cuanto a la manera de captar las cosas y reaccionar ante ellas y en cuanto a los objetivos propios de esa din?mica evolutiva.
Distinguimos, por consiguiente, las siguientes etapas o infancias:
? Primera, desde el nacimiento a los seis meses (1).
? Segunda, desde los diecis?is meses hasta los seis o siete a?os.
? Tercera, de los seis o siete a?os hasta los doce o catorce a?os.


4.2. DESDE EL NACIMIENTO A LOS DIECISEIS MESES
Caracter?sticas En el primer per?odo, desde el nacimiento hasta los ps?quicas diecis?is meses, la tarea inmensa del peque?o consiste
En ?posesionarse de! mundo exterior?. Es primero el desarrollo de sus sentidos y la atracci?n por todo lo que a ellos estimula ?per?odo de los intereses sensoriales?. Poco despu?s la coordinaci?n de sus movimientos, el ni?o todo lo quiere tocar, llevarlo a la boca, desea moverse y arrastrarse por el suelo, aprender a ciar los prime ros pasos, le atrae todo lo que sea movimiento ?per?odo de los intereses motores.
los momentos de este per?odo con nombres expresivos de los intereses que aparecen: estadio del chupador, mir?n, atrapador y trotador.

4.3. DESDE LOS DIECISEIS MESES A LOS SEIS A?OS
En el segundo per?odo, de los diecis?is meses a los seis o siete a?os ?segunda infancia para unos, y segunda etapa de la primera infancia para otros?, es muy notoria, y a la vez muy ?ntimo y grande, e! progreso que el peque?o realiza.

Caracter?sticas Empieza el lenguaje propiamente, pues aunque antes ps?quicas haya emitido sonidos inarticulados, que expresaban sus Impresiones e incluso repet?a palabras del adulto, no sab?a lo que dec?a. Es ahora cuando une el signo con la cosa significada.

? Desde los diecis?is meses hasta finalizar los tres a?os el ni?o des?arrolla su lenguaje, que luego ir? perfeccionando. Es el per?odo de los intereses gl?sicos o del ?parlanch?n?, que se contin?a con el de los porqu?s o de! ?Pregunt?n?. Todo esto supone un gran avance mental que le lleva a la b?squeda y reuni?n de los materiales ?tiles para el trabajo intelectual.

? La voluntad aparece entre el segundo y el tercer a?o de la vida y se manifiesta principalmente de un lado por la terquedad. El ni?o quie re una cosa porque le apetece en aquel momento, sin consideraci?n a la situaci?n total en que se encuentra. Despu?s, normalmente, esta terquedad desaparece. Tambi?n se manifiesta, cuando quiere hacer las cosas por su cuenta.

? A esta ?poca se llama edad de la fabulaci?n, porque el ni?o vive en un mundo de ensue?o y fantas?a; edad del juego, porque ?sta es la ocupaci?n ?seria? principal del peque?o.

? Su pensamiento, a partir de los dos a?os, es sincr?tico, m?gico y simb?lico.

? Es la edad de los intereses subjetivos elementales porque el ni?o vive para s?, es egocentrista.

? En primer lugar, hay que observar mucho al ni?o y dejarle gran margen de espontaneidad, a la vez que se impulsa con mucho tacto el des?arrollo de sus nacientes facultades y disposiciones para que no se ahogue ning?n brote valioso.

? Los primeros y principales medios ejemplos, de narraciones dramatizadas y de amenos di?logos c conversaciones, que, al mismo tiempo que enriquecen el vocabu lario, satisfacen fructuosamente sus ?porqu?s? y despiertan su inteligencia. Aprendizaje en forma de juegos que desenvuelven sus facultades y ejerci tan las actividades convenientes; cosas ?tiles de memoria. Canciones r?tmicas y mucho juego espont?neo, que desarrolla la imaginaci?n y el ingenio. Ejercicios sensoriales y ma nuales. Est?mulos a su esp?ritu de observaci?n. Desarrollo de h?bitos ?ti les Fomento de los sentimientos religiosos, caritativos y nobles, que es la mejor manera de sofocar los perniciosos. Recitaci?n de oraciones sencillas.

? La formaci?n de la voluntad se orienta principalmente en el sentido de decir al peque?o lo que debe ir haciendo de forma breve y sencilla, antes de que surja su capricho con terquedad. Teniendo siempre gran cuidado en no da?ar la incipiente personalidad del ni?o.
Hay que impulsarlos a que vayan haciendo las cosas gradualmente por s? solos, lo cual grandemente les atrae y forma. Deben gustar la satis?facci?n que nace de! esfuerzo proporcionado, aprender a negarse en algunos gustos por motivos superiores, darse cuenta de que todo lo que desean no pueden conseguirlo y que deben hacer a veces lo que no les gusta.

? Y todo esto en un ambiente de suavidad, de gran alegr?a, de estimu?lante optimismo, de verdadera dicha, que requiere no precisamente mimos indebidos, pero s? las tiernas manifestaciones de! calor amoroso de un hogar paterno

4.4. DESDE LOS SEIS A LOS DOCE A?OS
El tercer per?odo, que comienza a los seis o siete a?os y se prolonga hasta los doce o catorce ?segunda o tercera infancia, seg?n los diversos autores?, se inicia con un r?pido crecimiento psicof?sico. Adem?s de los intereses de la ?poca anterior surgen otros nuevos que modifican a los primeros. Y se une, a! cambio producido por el crecimiento espont?neo, el provocado por la educaci?n anterior y el gran influjo que sobre el ni?o ejerce ahora el ambiente escolar.

Caracter?sticas El ni?o progresa mucho a lo largo de esta etapa, sobre ps?quicas todo en el aspecto mental; por eso en estos a?os pode mos distinguir dos sub.-etapas: una, de los seis a los nueve a?os, y otra, de tos nueve a los trece.

? El pensamiento del ni?o de seis a nueve a?os participa de! sincre tismo de la etapa anterior, es globalizado.
Gusta de cuentos e historias. Y tiene gran dificultad para situar los he?chos en el espacio y en el tiempo, por eso su saber tiene car?cter anecd?tico.
Se mueve en el mundo de los intereses concretos porque adquiere no?ciones muy concretas sobre los seres y las cosas que le rodean.

? En los a?os, de nueve a doce, es muy notorio su avance intelectual. Se ejercita en inducir y deducir. Es muy dado a establecer juicios, y-por esta superabundancia, a la que se une la natural incapacidad de estos a?os para matizar ideas y analizar las cosas, emite muchos juicios falsos.
Este per?odo se designa con el nombre de los ?intereses abstractos?, por que al ni?o ya le va gustando elaborar ideas cada vez m?s generales, y con los elementos concretos que posee va induciendo conceptos y aprehensiones m?s abstractas. Tambi?n se le llama el de los ?intereses objetivos?, porque el inter?s de esta edad se dirige principalmente a los objetivos exteriores.
En toda esta etapa, de seis a doce a?os, el ni?o es extraordinariamente activo.

? La ley deomotora se da en ?l con gran fuerza, y, como el poder inhibitorio es muy peque?o, por eso pasa a ser acci?n cuanto imagina o idea su mente; de aqu? las innumerables ?diabluras? y acciones arriesgadas que se cometen a esta edad; de aqu? tambi?n !a influencia tan avasalla dora del ejemplo.

? Otra caracter?stica de esta edad es lo que pudi?ramos llamar ?armo?n?a?. Armon?a entre sus pensamientos, sentimientos y acciones; armon?a entre lo objetivo y subjetivo, entre el trabajo serio y el l?d?co. Y esa armo n?a, unida a la escasa preocupaci?n por el porvenir, a la ausencia de refle xiones sobre s? mismo y a la satisfacci?n de sus deseos en las realizaciones, marcan al ni?o con esa maravillosa ?estabilidad? y con esa alegr?a del vivir que hacen se designe este tiempo con el nombre de ?edad feliz?.
T?pico de esta etapa es el que comienza a desarrollarse el sentido social. El ni?o forma grupos y ?pandillas? en ?a escuela, en la calle, etc., ?vive? la pertenencia a una familia, a una escuela, a su localidad, a su patria.
  Mostrar este artículo en formato PDF Imprimir artículo Enviar artículo

Explorar artículos
Artículo anterior EL ANIMADOR MISIONERO DINAMICA DE GRUPOS Artículo siguiente
Siguenos en:





padrenuestro.net & elaccitano.com