Vídeos para la reflexión
SmartSection is developed by The SmartFactory (http://www.smartfactory.ca), a division of InBox Solutions (http://www.inboxsolutions.net)
El hombre vela - Dinamica de grupo
Publicado por Admin el 26/12/2014 (30615 lecturas)
Dinamica: El hombre vela
Objetivo: Proyectar nuestros dones y talentos como un servicio al otro.
Motivacion:
Habia una vez un hombre llamado vela, que cansado de las tinieblas que rodeaban su existencia, se quiso abrir a la luz. Y era esa su ansia, su deseo, su ambicion: recibir luz. Un dia la luz verdadera se iluminaba a todo hombre, llego con su presencia contagiosa y lo ilumino, lo encendio. Y vela se sintio feliz por haber recibido la luz que vence las tinieblas y le da seguridad a los corazones.

Muy pronto se dio cuenta de que haber recibido la luz constituia no solo una alegria, sino tambien una fuerte exigencia. Si, toma conciencia de que para que la luz perdurara en el, tenia que alimentarla desde el interior, a traves de un diario derretirse, de un permanente consumirse. Entonces su alegria cobro una dimension mas profunda, pues entendio que su mision era consumirse al servicio de la luz y acepto con fuerte conciencia su nueva vocacion.

A ratos pensaba que hubiera sido mas comodo no haber recibido la luz, pues en vez de un diario derretirse, su vida hubiera sido un estar ahi, tranquilamente. Hasta tuvo la tentacion de no alimentar mas la llama, de dejar morir la luz, para no sentirse tan molesto.

Tambien se dio cuenta de que en el mundo existen muchas corrientes de aire que buscan apagar la luz. Y a la exigencia, que habia aceptado, de alimentar la luz desde el interior se unio llamada mas fuerte a defender la luz de ciertas corrientes que circulan por el mundo.

Mas aun: su luz le permitio mirar mas facilmente a su alrededor y alcanzo a darse cuenta de que existen muchas velas apagadas; unas, porque nunca habian tenido la oportunidad de recibir la luz, otras, por miedo a derretirse, las demas, porque no pudieron defenderse de algunas corrientes de aire. Y se pregunto muy preocupado: ¿Podre yo encender otras velas? Y pensando, descubrio tambien su vocacion de apostol de la luz. Entonces se dedico a encender velas, de todas las caracteristicas, tamaños y edades, para que hubiera mucha luz en el mundo.

Cada dia crecia su alegria y su esperanza, porque en su diario consumirse, encontraba velas de todas partes. Velas viejas, velas de hombres, velas de mujeres, velas jovenes, velas recien nacidas y todas bien encendidas.

Cuando presentia que se acercaba el final, porque se habia consumido totalmente al servicio de la luz, identificandose con eso, dijo con voz muy fuerte y con profunda expresion de satisfaccion en su rostro. ¿Cristo esta vivo en mi?.

Preguntas para reflexionar


¿Que aspectos de tu vida te dicen que eres luz para otros?
¿Cuales son los aspectos de tu vida mas oscuros?
El analisis de su vida familiar y grupal: ¿Da como resultado luz o tinieblas? ¿Por que?
  Mostrar este artículo en formato PDF Imprimir artículo Enviar artículo

Explorar artículos
Artículo anterior ATRAPANDO LA CADENA Cinco reglas de oro para tratar a los adolescentes Artículo siguiente
Siguenos en:

Buscar reflexiones




padrenuestro.net & elaccitano.com