SmartSection is developed by The SmartFactory (http://www.smartfactory.ca), a division of InBox Solutions (http://www.inboxsolutions.net)
"El hombre vela"
Publicado por Admin el 12/8/2014 (27080 lecturas)
Din?mica: El hombre vela
Objetivo: Proyectar nuestros dones y talentos como un servicio al otro.
Motivaci?n:
Hab?a una vez un hombre llamado ?vela?, que cansado de las tinieblas que rodeaban su existencia, se quiso abrir a la luz. Y era esa su ansia, su deseo, su ambici?n: recibir luz. Un d?a la luz verdadera se iluminaba a todo hombre, lleg? con su presencia contagiosa y lo ilumin?, lo encendi?. Y vela se sinti? feliz por haber recibido la luz qu? vence las tinieblas y le da seguridad a los corazones.

Muy pronto se dio cuenta de que haber recibido la luz constitu?a no s?lo una alegr?a, sino tambi?n una fuerte exigencia. Si, tom? conciencia de que para que la luz perdurara en ?l, ten?a que alimentarla desde el interior, a trav?s de un diario derretirse, de un permanente consumirse. Entonces su alegr?a cobr? una dimensi?n m?s profunda, pues entendi? que su misi?n era consumirse al servicio de la luz y acept? con fuerte conciencia su nueva vocaci?n.

A ratos pensaba que hubiera sido m?s c?modo no haber recibido la luz, pues en vez de un diario derretirse, su vida hubiera sido un ?estar ah??, tranquilamente. Hasta tuvo la tentaci?n de no alimentar m?s la llama, de dejar morir la luz, para no sentirse tan molesto.

Tambi?n se dio cuenta de que en el mundo existen muchas corrientes de aire que buscan apagar la luz. Y a la exigencia, que hab?a aceptado, de alimentar la luz desde el interior se uni? llamada m?s fuerte a defender la luz de ciertas corrientes que circulan por el mundo.

M?s a?n: su luz le permiti? mirar m?s f?cilmente a su alrededor y alcanz? a darse cuenta de que existen muchas velas apagadas; unas, porque nunca hab?an tenido la oportunidad de recibir la luz, otras, por miedo a derretirse, las dem?s, porque no pudieron defenderse de algunas corrientes de aire. Y se pregunt? muy preocupado: ?Podr? yo encender otras velas? Y pensando, descubri? tambi?n su vocaci?n de ap?stol de la luz. Entonces se dedic? a encender velas, de todas las caracter?sticas, tama?os y edades, para que hubiera mucha luz en el mundo.

Cada d?a crec?a su alegr?a y su esperanza, porque en su diario consumirse, encontraba velas de todas partes. Velas viejas, velas de hombres, velas de mujeres, velas j?venes, velas reci?n nacidas y todas bien encendidas.

Cuando present?a que se acercaba el final, porque se hab?a consumido totalmente al servicio de la luz, identific?ndose con eso, dijo con voz muy fuerte y con profunda expresi?n de satisfacci?n en su rostro. ?Cristo est? vivo en mi?.

Preguntas para reflexionar


?Qu? aspectos de tu vida te dicen que eres luz para otros?
?Cu?les son los aspectos de tu vida m?s oscuros?
El an?lisis de su vida familiar y grupal: ?Da como resultado luz o tinieblas? ?Por qu

http://www.san-pablo.com.ar/cat/?seccion=recursos
  Mostrar este artículo en formato PDF Imprimir artículo Enviar artículo

Explorar artículos
Artículo anterior NARIZ CON NARIZ YO Y MI HIJO #DinámicaDeGrupo Artículo siguiente
Siguenos en:





padrenuestro.net & elaccitano.com