Vídeos para la reflexión
SmartSection is developed by The SmartFactory (http://www.smartfactory.ca), a division of InBox Solutions (http://www.inboxsolutions.net)
NO TE METAS EN MI VIDA
Publicado por Admin el 10/4/2008 (5726 lecturas)
Recuerdo una ocasi?n en que escuch? a un joven
decirle a su Padre: ?NO TE METAS EN MI VIDA!

?sta frase cal? hondamente en m?, tanto, que muy
frecuentemente la recuerdo en la relaci?n de padres e
hijos y me imagino siendo yo aquel Padre y lo que le
responder?a a mi Hijo: ?HIJO, YO NO ME METO EN TU
VIDA. T?, TE HAS METIDO EN LA M?A!

Hace ya m?s de 30 a?os, gracias a Dios, y por el amor
que papi y mami nos ten?amos, llegaste a nuestras
vidas. Ocupaste nuestro tiempo, durante casi los
nueve meses enteros. Mam? se sinti? mal, no pod?a
comer, todo lo que com?a lo devolv?a, y hasta tuvo que
guardar reposo. Yo tuve que repartirme entre las
tareas de mi trabajo y las de la casa para ayudarla.
Ya no pod?amos ir a todas las reuniones, no
frecuent?bamos tanto a los amigos, de hecho de muchos
de ellos nos separamos por ti.

Los ?ltimos meses, antes de que llegaras a casa, mam?
no dorm?a y no me dejaba dormir, nos ten?amos que
despertar temprano para ir a trabajar. Sin embargo yo
me esforzaba por ser paciente y ayudar a mam? a que se
sintiera mejor, para que t? estuvieras bien. Los
gastos aumentaron incre?blemente, tanto que gran parte
de lo nuestro se gastaba en ti: En un buen m?dico que
atendiera a mam? y la ayudara a llevar un embarazo
saludable, en medicamentos, en la maternidad, en
comprarte todo un guardarropa. Mam? no pod?a ver algo
de beb?, que no lo quisiera para ti; una cuna, un
coche, todo lo que se pudiera con tal de que t?
estuvieras lo mejor posible. Ni siquiera me di cuenta
cu?ndo dej? de comprarme cosas para m?, y t? sabes que
los equipos de fotograf?a son mi delirio.

Lleg? el d?a en que naciste, hay que comprar algo para
darle de recuerdo a los que vengan a conocer al beb?,
hay que adaptarle un cuarto al beb?, -dijo mam?-.
Desde la primera noche no dormimos. Cada tres horas
como si fueras una alarma de reloj nos despertabas
para que te di?ramos de comer, otras te sent?as mal y
llorabas y llorabas, sin que nosotros nos sinti?ramos
tranquilos, pues a veces no sab?amos qu? te suced?a y
hasta llor?bamos contigo. Todas las enfermedades te
dieron y nosotros tuvimos que suspender muchas de
nuestras salidas; Mam? ya estaba muy bien arreglada
para ir a alguna reuni?n (despu?s de meses de no
salir) , yo estaba a punto de pasar por ella y me
llamaba, cambio de planes, el ni?o tiene temperatura,
no podremos ir.

Empezaste a caminar, yo no s? cu?ndo hemos tenido que
estar m?s detr?s de ti, si cuando empezaste a caminar
o cuando cre?ste que ya sab?as. Ya no pod?amos
sentarnos tranquilos a leer el peri?dico o a ver la
televisi?n, porque para cuando acord?bamos, te perd?as
de nuestra vista y ten?amos que salir tras de ti para
evitar que te lastimaras.

Todav?a recuerdo el primer d?a de clases, cuando no
fuimos al trabajo , ya que t? en la puerta del colegio
no quer?as soltarnos para entrar, llorabas y nos
ped?as que no nos fu?ramos. Tuvimos que entrar
contigo al colegio, y pedirle a la maestra que nos
dejara estar a tu lado ese d?a en el sal?n para que
fueras tomando confianza. Despu?s de tanta confianza
que tomaste, hasta te olvidaste de nosotros. La
mayor?a de las veces no s?lo ya no ped?as que no nos
fu?ramos, sino que te olvidabas de despedirte cuando
bajabas del auto corriendo para encontrarte con tus
nuevos amiguitos. Del colegio, recib?amos muy seguido
notas: no hace caso, es indisciplinado, pelea con los
dem?s, no quiere hacer sus tareas, se la pasa en los
ba?os, ray? la libreta de su compa?erito, se lastim?
un pi?, o se rompi? una mano.

Fuiste creciendo y contigo fueron creciendo las
aventuras. La vecina un d?a se acerc? para decirnos:
Su ni?o, rompi? un cristal de mi casa, con una
pistolita de balines. Constantemente mam? ten?a que
estar acomodando las mismas cosas de tu cuarto
(incluso fuera de ?l), pues ella las arregla un d?a y
al otro ten?a que volverlo a hacer pues ya estaban
desordenadas nuevamente.

Seguiste creciendo, quer?as ir muy aprisa, te urg?a
conocer todos los lugares de diversi?n de la ciudad,
apenas ten?as 13 a?os y ya quer?as ir a todas las
fiestas de tus amigos que cumpl?an 15. Ya no quer?as
que te llev?ramos a tus reuniones, nos ped?as que una
calle antes te dej?ramos y pas?ramos por ti una calle
despu?s. No quer?as llegar temprano a casa, te
molestabas si te marc?bamos reglas, no pod?amos hacer
comentarios acerca de tus amigos, sin que te volvieras
contra nosotros, como si los conocieras a ellos de
toda la vida y nosotros fu?ramos unos perfectos
desconocidos para ti; pr?stame el auto, nos dec?as y
nos sent?amos los peores padres del mundo por no
hacerlo. Otras, lo tomabas sin permiso.

Cada vez sabemos menos de ti por ti mismo, sabemos m?s
por lo que o?mos de los dem?s. Dices que nada m?s te
rega?amos o hacemos comentarios negativos, y todo lo
que hacemos est? mal. Con tantos "supuestos defectos"
te hemos podido dar lo que hasta ahora tienes.
?Seremos tan tontos y torpes como seres humanos? Mam?
se la pasa en vela y de pasada no me deja dormir a m?
dici?ndome que no has llegado y que es de madrugada.
S?lo me buscas cuando hay que pagar algo o necesitas
dinero para la escuela o salir; o peor a?n, te
buscamos nosotros, cuando tenemos que llamarte la
atenci?n.

Por eso estoy seguro que ante estas palabras: ?NO TE
METAS EN MI VIDA? los padres podemos responder:
?HIJO, YO NO ME METO EN TU VIDA, T? TE HAS METIDO EN
LA M?A, Y TE ASEGURO, QUE DESDE EL PRIMER D?A, HASTA
EL D?A DE HOY, SOY EL HOMBRE M?S FELIZ, PORQUE S?LO
LOS PADRES QUE SABEN METERSE EN LA VIDA DE SUS HIJOS,
LOGRAN HACER DE ?STOS, HOMBRES Y MUJERES DE BIEN.

HIJO, VALORA A TUS PADRES, SI ELLOS NO SON PERFECTOS
T? LO ERES MUCHO MENOS, O SI NO, ESPERA UN POCO A QUE
LLEGUEN LOS CR?TICOS M?S IMPLACABLES DE TU VIDA: TUS
PROPIOS HIJOS.



Carlos Alberto Leos Gonzales
  Mostrar este artículo en formato PDF Imprimir artículo Enviar artículo

Explorar artículos
Artículo anterior No. 210 El ?guila No. 182 La Vejez Artículo siguiente
Siguenos en:

Buscar reflexiones




padrenuestro.net & elaccitano.com