Vídeos para la reflexión
SmartSection is developed by The SmartFactory (http://www.smartfactory.ca), a division of InBox Solutions (http://www.inboxsolutions.net)
2 Moneditas
Publicado por Admin el 21/11/2014 (5643 lecturas)
En la iglesia estaban un grupo de niños, pasando Catequesis.
El catequista estaba enseñando a los niños acerca del dar dinero en la colecta de la iglesia, dar dinero a los pobres, ser generosos con todos los indigentes y necesitados. Luego de enseñarles acerca de esto, pregunta a los niños:

Ustedes si tuvieran dinero cuanto dar?an para la iglesia?
?Cu?ntos de ustedes si tuvieran 100 monedas, ustedes las regalaban a la iglesia?
Todos levantaron la mano, afirmando con ello que entregaban sus 100 monedas
?Sigue preguntando el catequista?
-?Si tuvieran 10 monedas, las entregaban para el Reino de Dios?
Nuevamente todos levantan la mano, indicando que entregaban sus 10 monedas para Dios.
?Si en estos momentos tuvieran 1 moneda la regalaban a los pobres y necesitados?
Esta vez, dijeron si, y levantaron la mano todos, menos uno de ellos.
El Catequista, al ver que Tavito, era el ?nico que no levanto la mano, se dirige hacia el y le dice:
Tavito tu no levantaste la mano, ?Por qu??
Es que yo si tuviera 100 monedas podr?a regalarlas para el Reino de Dios, si tendr?a 10 monedas las regalaba para los pobres, si alg?n d?a tengo esas monedas, pero usted pregunta acera de dar 1 moneda, y eso si que no puedo, eso de dar 1 moneda no puedo hacerlo en estos momentos, y sacando la ?nica moneda que tenia, dice rotundamente:
No puedo por que esta moneda es lo ?nico que tengo�?�
Muchos de nosotros, cuando se toca el tema de dar y ser generosos, pensamos y decimos, si yo fuera rico, si yo tuviera dinero, si me sacara la loter?a, regalaba gran parte de este dinero para la iglesia y los necesitados, algunos de nosotros como la an?cdota anterior, somos dadivosos y generosos con lo que no tenemos. Sin embargo, dar y regalar de lo que nos sobra, lo que si tenemos y esta a nuestro alcance, se pone mas dif?cil de cumplir.
En la Biblia encontramos a una viuda pobre, que no dio de lo que le sobraba sino que entrego todo lo que tenia:
San Marcos 12,41-44 “Jes?s estaba una vez sentado frente a los cofres de las ofrendas, mirando como la gente echaba dinero en ellos. Muchos ricos echaban mucho dinero. En esto llego una viuda pobre, y echo en uno de los cofres dos moneditas de cobre, de muy poco valor. Entonces Jes?s llamo a sus disc?pulos y les dijo:
-Les aseguro que esta viuda pobre ha dado mas que todos los otros que echan dinero en los cofres, pues todos dan de lo que les sobra, pero ella, en su pobreza, ha dado todo lo que tenia para vivir”

Hay algo impactante en el vers?culo 41, cuando dice que Jes?s estaba sentado frente a los cofres de las ofrendas MIRANDO, como la gente echaba dinero en ellos.
Cada vez que estemos en la iglesia dando nuestras moneditas en la colecta, recordemos que tambi?n en esos momentos esta Jes?s mirando, cuanto damos, y que decepcionante seria para Nuestro Se?or, ver que solo damos, una o dos moneditas insignificantes, sin embargo fuera de la iglesia, en las cantinas, en las discotecas, y lugares de diversi?n como salen no las monedas sino los billetes, Que Decepcionante Que Jes?s viera dando nuestras miserias para los pobres y necesitados, y sin embargo que nos vea gastando en lujos y cosas que a veces ni necesitamos.

En un epitafio que tamben puede ser el nuestro dec?a lo siguiente:
Lo que yo gaste es lo que ten?a
Lo que no gaste es lo que yo perd?
LO QUE YO DI, ESO ES LO QUE TENGO AHORA
A la hora de rendir cuentas a Dios de nuestros talentos y riquezas que El nos concedi?, Dios no se fijara en lo que gastamos de estos talentos y riquezas, en lo que no gastamos, sino que a la hora de rendir cuentas Dios seguro nos dir?:
TODO LO QUE DISTE, ya sea en bienes materiales o en tiempo para mi Reino:
“ESO ES LO QUE TIENES AHORA”

Adhemar Cuellar
  Mostrar este artículo en formato PDF Imprimir artículo Enviar artículo

Explorar artículos
Trabajo y Espiritualidad Artículo siguiente


Buscar reflexiones




padrenuestro.net & elaccitano.com