¡MAESTRO, QUE PUEDA VER! – #Reflexiones + #Tiempo ordinario

Carta de Novedades

Queridos lectores y amigos:

El próximo 28 de octubre celebraremos el domingo XXX del T.O.

Un tema recurrente en el Evangelio, el de la ceguera. Y una extraña epidemia que, como en la novela de Saramago, azota hoy a nuestra sociedad. Solo con las enseñanzas de los Maestros de vida -solo oyéndoles pasar y demandando su ayuda- podremos ver de nuevo.

La hipertrofia institucional de las Religiones, afanadas en la práctica de un culturismo muscular de signos litúrgicos y sacramentos, han conducido al hombre a un aberrante enanismo de los sentidos. De los corporales y los del espíritu. Marcos, como posteriormente el portugués, se sirve de la invidencia física de su protagonista de ficción para poner en evidencia la ceguera mental y espiritual de las personas reales.

¡Maestro, que pueda ver!” Los colaboradores de Feadulta nos invitan hoy a salir de nuestro amurallado Jericó con las pilas bien cargadas, y dispuestos a ayudar a ver a cuantos Bartimeos encontremos esperándonos en la vera de nuestro camino esta semana.

Un abrazo encendido a todos,

Vicente Martínez

 

Marcos 10, 46-52: Bartimeo, el mendigo ciego del camino que encuentra a Jesús a la salida de Jericó.

Jeremías 31, 7-9 y Hebreos 5, 1-6: En la Profecía de Jeremías, Yaveh dice “porque yo soy para Israel un padre, y Efraím es mi primogénito”. La Carta a los Hebreos narra que Jesús es nuestro puente hacia Dios: en Jesús, Dios y el ser humano se encuentran.

Florentino Ulibarri: Al borde del camino. Acaso estemos ciegos, frente a nosotros está Jesús y no le vemos. ¡Que vea, Señor!

Mari Patxi Ayerra: Alegra nuestros corazones. Ayúdanos a vivir la felicidad de sentirnos hijos tuyos y hermanos de todos.

Rafael Calvo: Actitud de servicio. Todo poder es siempre lo opuesto a la actitud de servicio. Hemos de ser más conscientes de a quiénes oprimimos y cuál es nuestro nivel real de servicio a los demás.

Fray Marcos: Mientras no veamos claro, serán inevitables los tropiezos. Seguimos pensando que todos aquellos a quienes instintivamente rechazamos, son también rechazados por Dios. El evangelio nos dice que los que consideramos escoria de la sociedad, tienen la misma plenitud humana que yo.

José Antonio Pagola: Con ojos nuevos. La curación del ciego Bartimeo está narrada por Marcos para urgir a las comunidades cristianas a salir de su ceguera y mediocridad. Solo así seguirán a Jesús por el camino del Evangelio.

Enrique Martínez Lozano: ¿Queremos ver? Necesitamos reconocer nuestra “ceguera”, sentir la determinación de “ver”, advertir el engaño que nos mantiene en la oscuridad y superar las falsas identificaciones.

José Enrique Galarreta: Los ciegos ven: ha llegado el reino. El éxito según Jesús.

José Arregi: Paz en Colombia. Acaba de constituirse la mesa de negociaciones de paz entre las FARC y el Gobierno colombiano. Respiramos con alivio y una contenida esperanza de que esta vez será la buena, llegará la paz. ¡Bendito sea Dios! ¡Bendita sea Colombia! ¿Pero es que se puede negociar con terroristas?

Eloy Roy: La mujer encorvada. Durante miles de años, la mujer tuvo que vivir encorvada. En varios lugares del mundo, una mujer que nace es como un accidente de la naturaleza o un mal necesario. Como si fuera poco, hasta nuestra pobre iglesia se ha convertido en una anciana encorvada.

Carlos F. Barberá: Palabras de Jesús. Hay hoy muchas investigaciones sobre las palabras de Jesús, discutiendo su autenticidad. Pero se atribuyan o no al Maestro, más allá de ellas hay siempre un espíritu que interpela al creyente.

Dolores Aleixandre: NiponíasRecuerdos y jugosas reflexiones a la vuelta de su estancia veraniega -ejercicios y charlas en traducción simultánea-, en tierras japonesas.

Hilari Raguer: El gran milagro de Juan XXIIIEl Vaticano II se inició hablando de “mayoría” conservadora y “minoría” renovadora, pero en poco tiempo la proporción se invirtió.

Asociación Teólogos Juan XXIII: La crisis, desastre humano. Los políticos y la corrupción son dos aspectos fundamentales de esta crisis que muchos de nuestros Obispos, con todo el peso moral que comporta su discernimiento, no han sabido afrontar adecuadamente. Necesitamos más “profetas”.                                        

Otra ceguera. ¿Estamos interesados en que los demás permanezcan ciegos? Seguro que no. Sin embargo, qué poco facilitamos el camino hacia el conocimiento de aquellos que tienen menos.

Equipo ‘Quiero ver’: Sí. Quiero ver. Hay cosas muy urgentes que también son muy importantes. ¿Ves todo lo que hay que ver? ¿Buscas a alguien que te abra los ojos? Está pasando  muy cerca de ti. ¿Qué vas a hacer?…

La mayor ceguera. El amor es la música dormida que toda persona lleva dentro de su corazón. El ego no la deja despertar. Déjate invadir por el Espíritu del amor.

Cartas que nos llegan. En esta ocasión recogemos tanto algunos de los correos que nos llegan como las respuestas a las cuestiones planteadas.

Related posts

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies