Intenciones de oración del Papa para julio

0
371
Las intenciones de oración del Papa para julio son: ”Para que sean respetados los pueblos indígenas amenazados en su identidad y hasta en su misma existencia”.
“El Papa Francisco en su viaje a Ecuador, Bolivia y Perú, pero también México, en particular en Chiapas, ha perdido perdón “por las ofensas de la propia iglesia sino por los crímenes contra los pueblos originarios durante la llamada conquista de América”. Los hijos de la Iglesia han contribuido a estas violencias y amenaza cultural, pero también, no hay que olvidarlo, han luchado al lado de los pueblos indígenas por el respeto de sus culturas, idiomas, tierras. Francisco recordaba “tantos obispos, sacerdotes y laicos que predicaron y predican la buena noticia de Jesús con coraje y mansedumbre, respeto y en paz…muchas veces acompañando a los indígenas y a los movimientos sociales incluso hasta el martirio”.
“En San Cristóbal de las Casas Francisco dijo: muchas veces, de modo sistemático y estructural, vuestros pueblos han sido incomprendidos y excluidos de la sociedad. Algunos han considerado inferiores sus valores, sus culturas y sus tradiciones. Otros, mareados por el poder, el dinero y las leyes del mercado, los han despojado de sus tierras o han realizado acciones que las contaminaban. ¡Qué tristeza! Qué bien nos haría a todos hacer un examen de conciencia y aprender a decir: ¡Perdón!, perdón hermanos.”
“En Evangelii Gaudium (La Alegría del Evangelio 209-210) Francisco nos recuerda que Jesús, el evangelizador por excelencia, el Evangelio en persona, se identifica especialmente con los más pequeños (cf. Mt25, 40), y menciona los pueblos indígenas en su fragilidad. En el Video del Papade este mes también Francisco pide de todo su corazón que se puedan respetar a los pueblos indígenas amenazados en su identidad y su misma existencia. Aunque este desafío nos parezca lejano de nuestras preocupaciones cotidianas, abramos nuestras ventanas a estos horizontes para descubrir la riqueza cultural de estos pueblos y su cuidado de la Creación, nuestra “casa común”. Abramos nuestros corazones informándonos, orando, y movilizándonos con ellos”.
La intención para la evangelización es: ”Para que la Iglesia de América Latina y el Caribe, a través de la misión continental, anuncie con ímpetu y entusiasmo renovado el Evangelio.”
“América Latina es una tierra marcada por el Evangelio, sus pueblos lo respiran aunque a veces lo olviden, como olvidamos que respiramos. Se dice que habría un promedio de 80% de bautizados católicos”.
“Justamente el documento que habla de esta misión continental a la cual invita el Papa es el documento de Aparecida, el cual afirma ‘el don de la tradición católica es un cimiento fundamental de identidad, unidad y originalidad de América Latina y el Caribe: una realidad histórico-cultural marcada por el Evangelio de Cristo, realidad en la que abunda el pecado  – descuido de Dios, conductas viciosas, opresión, violencias, ingratitudes y miserias -, pero donde sobreabunda la gracia de la victoria pascual’ (n°8). Esta identidad esta simbolizada con el rostro mestizo de Nuestra Señora de Guadalupe”.
“Es en este documento, que Francisco conoce muy bien -pues cuando era Cardenal fue responsable de la Comisión de redacción-, donde se invita a anunciar “con ímpetu y entusiasmo renovado el Evangelio”. Necesitamos un nuevo dinamismo en la misión. En el documento de Aparecida está escrito: “La conversión pastoral de nuestras comunidades exige que se pase de una pastoral de conservación a una pastoral decididamente misionera” (n° 370). Esta conversión pastoral y misionera Francisco la ha inscrito en la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium (La Alegría del Evangelio), donde hay numerosas citas del documento de Aparecida”.
“El Papa invita todos los ‘discípulos misioneros’ que somos a crecer como evangelizadores, o sea llevar el Evangelio, la Buena noticia a otros. Dice: “Todo cristiano es misionero en la medida en que se ha encontrado con el amor de Dios en Cristo Jesús (…). Miremos a los primeros discípulos, quienes inmediatamente después de conocer la mirada de Jesús, salían a proclamarlo gozosos:  ¡Hemos encontrado al Mesías! (Jn 1,41)” n°120. Sí, es el encuentro personal con Jesucristo que nos da “ímpetu y entusiasmo renovado” para anunciar el Evangelio. Como está escrito en el documento de Aparecida: “estamos llamados a ‘recomenzar desde Cristo’, a reconocer y seguir su Presencia con la misma realidad y novedad, el mismo poder de afecto, persuasión y esperanza, que tuvo su encuentro con los primeros discípulos a las orillas del Jordán, hace 2000 años”. Es ese encuentro personal con él, lo más cercano a él, a su corazón, que hace brotar de nosotros gratitud y alegría y energía con el deseo de compartir esta Buena noticia con los demás”.
“Este dinamismo misionero al cual invita el Papa Francisco en la intención para la evangelización de este mes, tiene pues que estar preparado por este encuentro personal y profundo con Jesús”.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY