//HACER TRACK AQUI Feliz Wahtsapp nuevo - Padrenuestro.net

Feliz Wahtsapp nuevo

Feliz Wahtsapp nuevo
Familias enteras muy unidas… por el teléfono que como posesos cada cual tenía en la mano, sin hablar nadie con nadie
ENTRÉ la otra mañana a tomar café en un bar más bien de mala muerte de un barrio bastante chungaleta y el camarero, en vez de comentar los goles de Messi, como hasta ahora era lo mandado, le estaba diciendo al que parecía cliente asiduo de la casa, acodado en la barra y dando lidia y muerte a tremenda tostada de manteca con tropezones:

– Mira, pues si Explorer no te funciona, bájate Mozilla, que es el que uso yo y verás lo rápido que funciona, a mucha más velocidad.

Y el otro, mientras le chorreaba por la barbilla la pringue untosa de la manteca:

-¿Y cómo me instalo yo el Morcilla, o Mozilla, o como se llame ese navegador?

Y el camarero, desde el púlpito de su barra, pontifical:

– Eso entras en Google y tecleas «descargar Mozilla Firefox» y en un monumento te lo instalas. Verás cómo no volverás a tener problemas.

¿Quién nos iba a decir que no sólo íbamos a estar acomodados en las nuevas tecnologías como Perico en su casa, sino que los archiperres cibernéticos iban a ser el gran tema de conversación en cada reunión de las Pascuas? Paseando en estas fechas por las calles de compras y regalos, he oído multitud de retazos de conversaciones de los viandantes aproximadamente como la del camarero del Mozilla, qué merendilla:

-¿Has visto la foto de Vanesa en su muro de Facebook?

-Vamos a entrar en esta cafetería, que tienen Wifi, porque quiero actualizar una aplicación que me hace falta.

-¿Tú sabes algo de José Manuel? Le puse el otro día un SMS y no me ha contestado…

-Pues yo creo que Windows no ha vuelto a sacar nada que supere al XP, lo he puesto así en mi Twitter.

¿De qué hablaba la gente por la calle, qué comentaban las familias, antes que existieran los ordenadores y los teléfonos móviles inteligentes? Nos podemos llevar media hora hablando sobre una nueva aplicación para iPhone 5 o Android. Intensamente. ¿Unen o separan estos teléfonos móviles tan inteligentes que, menos café capuchino, te hacen de todo? Yo he visto en Nochebuena y en Nochevieja a familias enteras muy unidas… por el teléfono móvil que como posesos cada cual tenía en la mano, tecleando y mandando y recibiendo mensajes, pero sin hablar nadie con nadie ni una sola palabra. Y cuando ha habido conversación, ¿de qué se ha hablado? ¿De qué va a ser? De los que estaban a muchos kilómetros, pero que gracias a las nuevas tecnologías andaban mucho más cerca que prima Carmeli, que aunque estaba sentada a nuestro lado, se pasó la noche como ausente, sin hablar con nadie, embebida en la pantalla y en el teclado virtual de su Samsung. Las conversaciones familiares de estas fechas han sido de este tenor:

-¡Mira qué vídeo más divertido me ha mandado Manolo por WhatsApp!

Y allá que se ponían todos a mirar el gato con atiplada voz de pitufo que había mandado Manolo para desear Feliz Navidad:

-Pásamelo a mi teléfono, que se lo voy a rebotar a Rosario…

-No, espera, mira antes este SMS tan gracioso que me ha puesto mi cuñado.

-¿Pero no te mandó ya la imagen de Papá Noel toreando un reno?

-No, eso fue en Nochebuena. Ahora mira esto tan divertido de la crisis que me ha puesto…

¿De qué hablaban las familias antes de que cada uno fuera a las cenas de «las entrañables fiestas» armado con su Apple o su Samsung de reglamento, dispuesto a no hablar con nadie y a asetear a mensajes a medio mundo? Y el que avisa no es traidor: los Reyes vienen cargados de tabletas. No tabletas del chocolatillo del villancico, sino de Android o de Apple. Horror. Más incomunicación todavía con los más próximos.

Fuente: Antonio Burgos en www.abc.es

Related posts

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies