SmartSection is developed by The SmartFactory (http://www.smartfactory.ca), a division of InBox Solutions (http://www.inboxsolutions.net)
La Vasija de Misericordia
Publicado por Admin el 8/9/2013 (19514 lecturas)
El maestro estaba buscando una vasija para usar. En el estante habia muchas- ?Cual escogeria?. Llevame, grito la dorada. Soy brillante, tengo un gran valor y todo lo que hago, lo hago bien; mi belleza y mi brillo sobrepasa al resto y para alguien como tu, Maestro, el oro seria lo mejor.

El maestro paso sin pronunciar palabra; El vio una plateada, angosta y alta; Yo te sirvo amado Maestro, verteria tu vino y estaria en tu mesa cada vez que comieras; mis lineas son agraciadas y mis esculturas son originales, y la plata te alabaria para siempre.

Sin prestar atencion el Maestro camino hacia la de bronce, era superficial, con una boca ancha y brillaba como un espejo: que.. Aqui grito la vasija. Se que te sera util, colocame en tu mesa donde todos me vean. Mirame grito una copa de cristal muy limpia. Mi transparencia muestra mi contenido claramente, soy fragil y te servire con orgullo y se con seguridad que sere feliz de morar en tu casa.

Vino el maestro seguidamente hacia la vasija de madera, solidamente pulida y tallada: Me puedes usar Maestro amado, pero usame para las frutas dulces y no para el insipido pan Luego el Maestro miro hacia abajo y fijo sus ojos en una vasija de barro, vacia, quebrantada y destruida, ninguna esperanza tenia la vasija de que el Maestro la pudiera escoger para depurarla y volverla a formar, para llenarla y usarla.

Ah, esta es la vasija que he deseado encontrar, la restaurare y la usare, la hare toda mia. No necesito la vasija que se enorgullezca de si misma, ni la que se luzca en el estante, ni la de boca ancha, ruidosa y superficial, ni la que demuestre su contenido con orgullo, ni la que piensa que todo lo puede hacer correctamente, pero si esta sencilla llena de mi fuerza y de mi poder. Cuidadosamente el Maestro levanto la vasija de barro; la restauro y purifico y la lleno en ese dia, Le hablo tiernamente diciendole: Tienes mucho que hacer solamente viertete en otros como yo me he vertido en ti.

Y mientras leia y meditaba en estas palabras recorde que soy simplemente una vasija que por misericordia Dios me ha llenado. Hoy, por lo tanto no debo olvidar que sigo siendo la vasija de misericordia para que el orgullo no se eleve por encima de mi corazon y termine perdiendo facilmente lo que por misericordia he recibido. Senor. Para mostrar tu amor y tu misericordia, un dia tomaste mi vida quebrantada, inutil, destruida y tristemente deshecha, pero en tus manos toda mi existencia cambio.

Hoy soy lo que soy, solo por misericordia. Ayudame en este dia a no creerme la vasija de cristal, de oro o de plata, mas recordar en mi diario caminar que soy simplemente una vasija quebrantada, mas en tus manos restaurada.
Romanos 9:22-23
Y que, si Dios, queriendo mostrar su ira y hacer notorio su poder, soporto con mucha paciencia los vasos de ira preparados para destruccion y para hacer notorias las riquezas de su gloria, las mostro para con los vasos de misericordia que el preparo de antemano para gloria.
Serafin Contreras
WFP5/P1

Explorar artículos
Artículo anterior El Reloj novato Vivir como las flores Artículo siguiente


Buscar artículo




padrenuestro.net & elaccitano.com