Dinámicas cristianas para grupos: Cristo Rey, tu rey, tu amigo –

Dinámicas cristianas para grupos

Equipo Nacional de Formación

Acción Católica Argentina

 A.      Cristo Rey, tu rey, tu amigo-MATERIAL PERSONAL-

Este material, está pensado para entregar a cada miembro de nuestros grupos, así como a los miembros extraordinarios de nuestra institución, como una motivación a la reflexión personal, en estos días de camino a Cristo Rey.

NOS PROPONEMOS: mirar hacia el interior de cada uno y descubrir aquellos obstáculos personales, aquellas fallas que nos alejan de Jesús, nuestro Rey, nuestro amigo, para llegar a nuestra fiesta con un corazón reconciliado.

Observá esta imagen:

NO es la típica estampita de Cristo Rey.

Es un alambre cerrado sobre sí mismo y un alicate. …

Bien, ¿qué queremos hacer con ella?

v     Mirá el alambre: está cerrado sobre sí mismo. Tiene “pinches” que hieren, lastiman, rasguñan…Es algo parecida a la corona que le pusieron a nuestro Rey, los hombres de su tiempo, sólo que aquella era de espinas. Qué poco habían entendido ¿recordás? ( Lc 19, 2) Nosotros hoy también tenemos alambres para:

ü      separar lo mío de lo tuyo.

ü      cercar los barrios de emergencia que crecen junto al barrio privado o a la cómoda autopista.

ü      impedir la llegada hasta el hermoso lago porque es “propiedad privada”.

ü      “proteger” a miles de refugiados que buscan un lugar para apenas sobrevivir…

Todos estos alambres sociales, a los que podemos contribuir con nuestras elecciones y con nuestras formas de vivir. Pero también hay alambres personales para:

ü      Cerrar nuestro corazón a Dios que nos ama.

ü      Para alejarnos de nuestra familias y cerrarnos en el egoísmo.

ü      Para instalarnos en la mentira, la comodidad, el orgullo, la injusticia.

Todos estos alambres denuncian, como aquellas espinas de nuestro Rey, que algo sigue andando mal entre los hombres y en nuestro propio corazón para que el Reino de Dios, germine de una buena vez.

Te invitamos a que te serenes un rato y reflexiones:

¿Qué alambres te hieren, separan, esclavizan impiden el encuentro con Jesús, tu Rey y tu amigo?

En relación con Dios

¿Está tu corazón dirigido a Dios? ¿Conversas cada día con Él para presentarle los acontecimientos del día?

¿Cómo es tu vida de oración y tu participación en la Misa de los domingos?

¿Tenes confianza en Dios? ¿ Sos una persona humilde de corazón o te gusta fanfarronear y creerte “lo mas”?

¿Te propones descubrir qué es lo que quiere de tu vida? ¿O más bien pones tu fe, los horóscopos, las supersticiones y todos aquellos que especulan con el futuro?

¿Te has preocupado de que tu fe crezca y no se apague? ¿Aprovechas las reuniones del grupo, la celebración de la misa, los retiros, los encuentros?

¿Confías y seguís las enseñanzas de la Iglesia? ¿Tomas en serio las cosas sagradas?

En relación con el prójimo

¿He sido para tus hermanos causa de alejamiento de Dios, con palabras o acciones? ¿Cómo es tu testimonio? ¿sos coherente?

¿Con tus acciones o palabras has hecho daño a la vida, a la salud o a la buena fama, tuya o de otra persona? ¿Sos una persona misericordiosa?

¿Te entretiene hablar mal de alguien, criticando o chusmeando? ¿Elegís la verdad?

Sobre la mentira? ¿Cumplís cuando das tu palabra?

¿Has valorado y propuesto siempre la vida, aun en circunstancias dolorosas o aconsejaste a otros que lo hicieran?

¿Sabes compartir tus bienes (bienes materiales, ideas, tiempo, afecto,…) a los que tienen menos? ¿ Sos solidario y justo?

¿Sos paciente con los demás, especialmente con tu familia?

¿Sos fiel, sincero, respetuoso en tu noviazgo o matrimonio, con las obras, el pensamiento, el deseo?

¿Sos honesto en tu trabajo, en tu estudio, con los bienes de los demás?

¿Sos buen compañero en el trabajo y en el estudio?

En relación conmigo mismo

¿Cómo uso tu tiempo y los dones que Dios te dio? ¿sos una persona agradecida?

¿Has tenido cuidado de tu salud? ¿Cuidas tu alimentación?, en la diversión ¿sos coherente con tus valores?

¿He vivido ordenadamente tu sexualidad?

¿Sos responsable con tus obligaciones?

¿Tratas de mejorar o cambiar las cosas de mi carácter que no son buenas?

v     Mirá ahora el Alicate:

Junto al alambre, que simboliza la indiferencia, el aislamiento, el egoísmo, hay un grito de esperanza: El alicate. Los alicates sirven para cortar los alambres.

El alicate te permite cortar aquello que obstaculiza tu encuentro con Jesús… ¿Qué te propones cortar en camino a Cristo Rey?

Egoísmo-pereza-injusticia-maltrato – agresividad-incoherencia-impurezaSoberbia -mentira-desconfianzadejadez-indiferencia-

Mezquindad-incredulidad-glotonería-avaricia-envidia-.     

Oración:

Ven Jesús, Rey nuestro y ayúdame a ser libre.

Ven Jesús, Rey nuestro y enséñame a ser generoso.

Ven Jesús, Rey nuestrv y guíame para ser solidario.

Gesto:

ü       Proponete pequeños gestos para cortar el alambre que te aleja de Dios.

ü       Acércate a recibir el SACRAMENTO DE LA RECONCILIACION.

 

 

 

 

1.  Realizar el Examen de Conciencia haciendo un esfuerzo sincero en recordar los pecados que nos alejan de la amistad con Dios.

2.  Dolor de los pecados, reconociendo que se ha ofendido a Dios que nos ama y nos ofrece su amistad

3.  Propósito de no volver pecar y de superar nuestras debilidades con ayuda de la gracia.

4.  Decirle los pecados al sacerdote con confianza y sencillez.

5.  Cumplir la Penitencia

B.      Cristo Rey, reina en nuestras acciones de caridad- Encuentro del Grupo

 

NOS PROPONEMOS: Vivir un Cristo Rey donde la fe sea también una buena oportunidad para intensificar el testimonio de la caridad, disponiéndonos a iniciar el camino del Adviento.

A) Presentar en plenario, por grupo o en forma personal estos corazones e invitar que cada uno reflexione y señale como cree que está su corazón y el de la comunidad frente a este Cristo Rey y explicar por qué.

 

 

 

 

 

B) Se reparten en grupos o personalmente, si el grupo es pequeño, este dibujo y consigna, junto a las siguientes frases

 

 

 

 

 

 

1.  Lean las frases del Papa sobre la fe y la caridad,  la luz de cómo han definido que está el corazón comunità frente a la CARIDAD, resalten las palabras que mas les impactan de la frase.

2.  Propónganse como grupo un GESTO DE CARID/A que de respuesta a una necesidad en el barrio, para reali2 en la próxima NAVIDAD.

ü      J “San Pablo nos recuerda: «Ahora subsisten la fe, la esperanza y la caridad, estas tres. Pero la mayor de ellas es la caridad» (1 Co 13, 13). Con palabras aún más fuertes —que siempre atañen a los cristianos—, el apóstol Santiago dice: « ¿De qué le sirve a uno, hermanos míos, decir que tiene fe, si no tiene obras? ¿Podrá acaso salvarlo esa fe? Si un hermano o una hermana andan desnudos y faltos de alimento diario y alguno de vosotros les dice: “Id en paz, abrigaos y saciaos”, pero no les da lo necesario para el cuerpo, ¿de qué sirve? Así es también la fe: si no se tienen obras, está muerta por dentro. Pero alguno dirá: “Tú tienes fe y yo tengo obras, muéstrame esa fe tuya sin las obras, y yo con mis obras te mostraré la fe”» (St 2, 14- 18).”(PF 14)

ü      J “La fe sin la caridad no da fruto, y la caridad sin fe sería un sentimiento constantemente a merced de la duda. La fe y el amor se necesitan mutuamente, de modo que una permite a la otra seguir su camino” (PF 14)

ü      J Gracias a la fe podemos reconocer en quienes piden nuestro amor el rostro del Señor resucitado. «Cada vez que lo hicisteis con uno de estos, mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicisteis» (Mt 25, 40): estas palabras suyas son una advertencia que no se ha de olvidar, y una invitación perenne a devolver ese amor con el que él cuida de nosotros. (PF 14)

ü      J “Es la fe la que nos permite reconocer a Cristo, y es su mismo amor el que impulsa a socorrerlo cada vez que se hace nuestro prójimo en el camino de la vida. Sostenidos por la fe, miramos con esperanza a nuestro compromiso en el mundo, aguardando «unos cielos nuevos y una tierra nueva en los que habite la justicia» (2 P 3, 13; cf. Ap 21, 1).”. (PF 14)

C) Realicen la puesta en común de lo que han trabajado:

1.  Leyendo la frase reflexionada para el plenario.

2.  Compartan las palabras que más le impactaron y por qué.

3.  Pongan en común los gestos que van a llevar adelante y juntos organicen las acciones siguiendo estos pasos.

 

POR CRISTO NUESTRO REY,
EN LA PROXIMA NAVIDAD
NUESTRA FE SE HACE OBRA

GESTOS QUE COMO CON QUÈ CUANDO QUIENES

 

ORACION PARA FINALIZAR

Jesús, rey nuestro.

Enséñanos a trabajar con alegría por tu reino, sirviendo a los demás.

Que seamos justos y trabajemos por la justicia

Que seamos veraces trabajando por la Verdad

Que seamos solidarios con todos, en especial con los que menos tienen

Que seamos pacíficos irradiando la paz

Que nuestra fe brille en las obras que realicemos para mostrar al mundo, la grandeza de tu amor.

Amen

B) Cristo Rey, el encuentro comunitario-Celebración

Desarrollo

Inicio

Animador. Celebramos este Cristo Rey, en el Año de la Fe. Año en el que el Santo Padre, nos ha invitado a “redescubrir el camino de la fe para iluminar de manera cada vez más clara la alegría y el entusiasmo renovado del encuentro con Cristo” (PF2), por eso nos reunimos hoy, cercana ya a la fiesta de la Acción Católica, para renovar gozosamente la gracia de ser cristianos llamados a vivir nuestra vocación en este camino. Por eso, nos ponemos en presencia de Jesús, en el nombre del Padre, del Hijo, del Espíritu Santo (Señal de la Cruz)

Cantamos…. Que lindo llegar cantando

http://www.obispadogchu.org.ar/cancionero/01entrada/015QueLindollegar.htm

 

 Miramos alrededor

Animador. Convocando el año de la Fe, Benedicto XVI nos dice “la fe sólo crece y se fortalece creyendo; no hay otra posibilidad para poseer la certeza sobre la propia vida que abandonarse, en un in crescendo continuo, en las manos de un amor que se experimenta siempre como más grande porque tiene su origen en Dios”

Animador. Con esa confianza sincera, hoy nos ponemos en manos de Jesús, Rey de la historia y le confiamos nuestro mundo de hoy.

Lector 1

“Si hoy la Iglesia propone un nuevo Año de la fe y la nueva evangelización, no es para conmemorar una efeméride, sino porque hay necesidad, todavía más que hace 5Q años. …En estos decenios ha aumentado la «desertificación» espiritual. Si ya en tiempos del Concilio se podía saber, por algunas trágicas páginas de la historia, lo que podía significar una vida, un mundo sin Dios, ahora lamentablemente lo vemos cada día a nuestro alrededor. Se ha difundido el vacío.” -Homilía de Benedicto XVI ,11.10. 2012.-

Animador. Te invitamos a realizar un tiempo de silencio, para interiorizar lo que acabamos de leer y para que puedas anotar tus ideas en la tarjeta que te acaban de entregar (Se entrega a cada participante la siguiente tarjeta)

 

 

 

 

Lector 2: “Pero precisamente a partir de la experiencia de este desierto, de este vacío, es como podemos descubrir nuevamente la alegría de creer, su importancia vital para nosotros, hombres y mujeres. En el desierto se vuelve a descubrir el valor de lo que es esencial para vivir; así, en el mundo contemporáneo, son muchos los signos de la sed de Dios, del sentido último de la vida, a menudo manifestados de forma implícita o negativa. Y en el desierto se necesitan sobre todo personas de fe que, con su propia vida, indiquen el camino hacia la Tierra prometida y de esta forma mantengan viva la esperanza. La fe vivida abre el corazón a la Gracia de Dios que libera del pesimismo. Hoy más que nunca evangelizar quiere decir dar testimonio de una vida nueva, trasformada por Dios, y así indicar el camino.” Homilía de Benedicto XVI ,11.10. 2012.-

Se entrega a cada participante la siguiente tarjeta

 

 

 

 

Animador. Es necesario, que cada uno de nosotros, se libere de todo pesimismo y en este Cristo Rey, renovemos nuestro entusiasmo evangelizador para comunicar al mundo el amor de Dios.

Cantamos, “Getsemaní”

http://www.obispadogchu.org.ar/cancionero/14varios/383getsemani.htm

 

ANUNCIO DE LA PALABRA

Animador. San Lucas enseña que el conocimiento de los contenidos que se han de creer no es suficiente si después el corazón, auténtico sagrario de la persona, no está abierto por la gracia que permite tener ojos para mirar en profundidad y comprender que lo que se ha anunciado es la Palabra de Dios.

Por eso abramos nuestro corazón para mirar y comprender. Nos ponemos de píe.

Cantamos, “Aleluya”.

 

Lector 3

Lectura del santo evangelio según san Juan (18,33b-37):

En aquel tiempo, dijo Pilatos a Jesús: « ¿Eres tú el rey de los judíos?» Jesús le contestó: « ¿Dices eso por tu cuenta o te lo han dicho otros de mí?»» Pilatos replicó « ¿Acaso soy yo judío? Tu gente y los sumos sacerdotes te han entregado a mí; ¿qué has hecho?»Jesús le contestó: «Mi reino no es de este mundo. Si mi reino fuera de este mundo, mi guardia habría luchado para que no cayera en manos de los judíos. Pero mi reino no es de aquí.»Pilatos le dijo: «Conque, ¿tú eres rey?»Jesús le contestó: «Tú lo dices: soy rey. Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo; para ser testigo de la verdad. Todo el que es de la verdad escucha mi voz.»

 

Palabra del Señor

 

PROFESION DE FE

Animador. Porque somos discípulos de Jesús, queremos caminar en la verdad, y en medio de este mundo, con sus luces y con sus sombras, con alegría deseamos testimoniar nuestra fe. Creemos que “la misma profesión de fe es un acto personal y al mismo tiempo comunitario (PF 10)” por eso juntos, decimos: (CREDO de Constantinopla)

Creo en un solo Dios,

Padre todopoderoso,

Creador del cielo y de la tierra,

de todo lo visible y lo invisible.

Creo en un solo Señor, Jesucristo,

Hijo único de Dios,

nacido del Padre antes de todos los siglos:

Dios de Dios,

Luz de Luz,

Dios verdadero de Dios verdadero,

engendrado, no creado,

de la misma naturaleza del Padre,

por quien todo fue hecho;

que por nosotros lo hombres,

y por nuestra salvación

bajó del cielo,

y por obra del Espíritu Santo

se encarnó de María, la Virgen,

y se hizo hombre;

y por nuestra causa fue crucificado

en tiempos de Poncio Pilatos;

padeció y fue sepultado,

y resucitó al tercer día, según las Escrituras,

y subió al cielo,

y está sentado a la derecha del Padre;

y de nuevo vendrá con gloria

para juzgar a vivos y muertos,

y su reino no tendrá fin.

Creo en el Espíritu Santo,

Señor y dador de vida,

que procede del Padre y del Hijo,

que con el Padre y el Hijo

recibe una misma adoración y gloria,

y que habló por los profetas.

Creo en la Iglesia,

que es una, santa, católica y apostólica.

Confieso que hay un solo bautismo

para el perdón de los pecados.

Espero la resurrección de los muertos

y la vida del mundo futuro.

Amén.

INVITACION AL ANUNCIO

Animador. No podemos olvidar que muchas personas en nuestro contexto cultural, aún no reconociendo en ellos el don de la fe, buscan con sinceridad el sentido último y la verdad definitiva de su existencia y del mundo. Esta búsqueda es un auténtico «preámbulo» de la fe, porque lleva a las personas por el camino que conduce al misterio de Dios (PF 10), Por eso invitamos a quienes lo deseen, compartir lo que han escrito en sus tarjetas lo haremos de este modo. Primero compartiendo los signos del desierto de Dios y luego nuestro anuncio

1)  ¿En qué signos alrededor tuyo descubrir el desierto de Dios de nuestro mundo de hoy? Cada uno lee su respuesta^

2)  ¿Qué es lo esencial que queras testimoniar de tu fe al que tiene sed de Dios? Cada uno lee su respuesta^.

Animador. Profesar con la boca indica, a su vez, que la fe implica un testimonio y un compromiso público. El cristiano no puede pensar nunca que creer es un hecho privado. La fe es decidirse a estar con el Señor para vivir con él (PF 10) y para anunciarlo a los demás.

Cantamos, “Creo, pero aumenta mi fe”

http://www.obispadogchu.org.ar/cancionero/03comunion/065Creo.htm

 

MEMORIA Y COMPROMISO

 

Animador. El Año de la fe ha comenzado y culminará, precisamente en la fiesta de Cristo Rey del próximo año. Durante este tiempo, tendremos la mirada fija en Jesucristo, «que inició y completa nuestra fe» (Hb12, 2): en él encuentra su cumplimiento todo afán y todo anhelo del corazón humano. La alegría del amor, la respuesta al drama del sufrimiento y el dolor, la fuerza del perdón ante la ofensa recibida y la victoria de la vida ante el vacío de la muerte, todo tiene su cumplimiento en el misterio de su Encarnación, de su hacerse hombre, de su compartir con nosotros la debilidad humana para transformarla con el poder de su resurrección. En él, muerto y resucitado por nuestra salvación, se iluminan plenamente los ejemplos de fe que han marcado los últimos dos mil años de nuestra historia de salvación.

Animador. Por eso hacemos memoria agradecida y nos comprometemos a profundizar y testimoniar nuestra fe. Por eso decimos confiados ¡Creemos, pero aumenta nuestra fe!

 

(Distintas personas son designadas para leer estas oraciones)

1.  Por la fe, María acogió la palabra del Ángel y creyó en el anuncio de que sería la Madre de Dios En la visita a Isabel entonó su canto de alabanza…Con gozo y temblor dio a luz a su único hijo…Confiada en su esposo José, llevó a Jesús a Egipto para salvarlo de la persecución de Herodes ..Con la misma fe siguió al Señor en su predicación y permaneció con él hasta el Calvario Con fe, María saboreó los frutos de la resurrección de Jesús y, guardando todos los recuerdos en su los transmitió a los Doce, reunidos con ella en el Cenáculo para recibir el Espíritu Santo.

Oremos, ¡Creemos, pero aumenta nuestra fe!

2.  Por la fe, los Apóstoles dejaron todo para seguir al Maestro Creyeron en las palabras con las que anunciaba el Reino de Dios, que está presente y se realiza en su persona .Vivieron en comunión de vida con Jesús, que los instruía con sus enseñanzas, dejándoles una nueva regla de vida por la que serían reconocidos como sus discípulos después de su muerte. Por la fe, fueron por el mundo entero, siguiendo el mandato de llevar el Evangelio a toda criatura y, sin temor alguno, anunciaron a todos la alegría de la resurrección, de la que fueron testigos fieles.

Oremos: ¡Creemos, pero aumenta nuestra fe!

3.  Por la fe, los discípulos formaron la primera comunidad reunida en torno a la enseñanza de los Apóstoles, la oración y la celebración de la Eucaristía, poniendo en común todos sus bienes para atender las necesidades de los hermanos.

Oremos: ¡Creemos, pero aumenta nuestra fe!

4.  Por la fe, los mártires entregaron su vida como testimonio de la verdad del Evangelio, que los había trasformado y hecho capaces de llegar hasta el mayor don del amor con el perdón de sus perseguidores.

Oremos: ¡Creemos, pero aumenta nuestra fe!

5.  Por la fe, hombres y mujeres han consagrado su vida a Cristo, dejando todo para vivir en la sencillez evangélica la obediencia, la pobreza y la castidad, signos concretos de la espera del Señor que no tarda en llegar. Por la fe, muchos cristianos han promovido acciones en favor de la justicia, para hacer concreta la palabra del Señor, que ha venido a proclamar la liberación de los oprimidos y un año de gracia para todos.

Oremos: ¡Creemos, pero aumenta nuestra fe!

6.  Por la fe, hombres y mujeres de toda edad, cuyos nombres están escritos en el libro de la vida han confesado a lo largo de los siglos la belleza de seguir al Señor Jesús allí donde se les llamaba a dar testimonio de su ser cristianos: en la familia, la profesión, la vida pública y el desempeño de los carismas y ministerios que se les confiaban.

Oremos: ¡Creemos, pero aumenta nuestra fe!

 

Animador: También nosotros vivimos por la fe: para el reconocimiento vivo del Señor Jesús, presente en nuestras vidas y en la historia. (PI 11) como rey y Señor nuestro. Que Él y su madre, la Virgen fiel, bajo la fuerza del Espíritu Santo nos guíen en nuestra vocación de discípulos laicos en la Acción Católica Argentina

Cantamos, Amor de Dios puesto en acción

 

www.accioncatolica.org.ar

Leave a Reply