//HACER TRACK AQUI Guión eucaristía para el segundo domingo del tiempo ordinario - Padrenuestro.net

Guión eucaristía para el segundo domingo del tiempo ordinario

Guión eucaristía para el segundo domingo del tiempo ordinario

PREPARACIÓN: 

Antes de la salida del celebrante

Queridos hermanos, habiendo ya concluído, el tiempo de Navidad y Epifanía, comenzamos el ciclo de los domingos durante el año, concretamente el segundo de este tiempo.

Hemos terminado estas celebraciones pero no hemos terminado lo que en estas fiestas celebrábamos; esto es: la gozosa manifestación de Dios en la humanidad de Jesús; la revelación de Dios en Jesucristo.

Libro de Isaías 49,3.5-6.
El me dijo: “Tú eres mi Servidor, Israel, por ti yo me glorificaré”.
Y ahora, ha hablado el Señor, el que me formó desde el seno materno para que yo sea su Servidor, para hacer que Jacob vuelva a él y se le reúna Israel. Yo soy valioso a los ojos del Señor y mi Dios ha sido mi fortaleza.
El dice: “Es demasiado poco que seas mi Servidor para restaurar a las tribus de Jacob y hacer volver a los sobrevivientes de Israel; yo te destino a ser la luz de las naciones, para que llegue mi salvación hasta los confines de la tierra”.

Salmo 40(39),2.4.7-8.9.10.
Esperé confiadamente en el Señor:
él se inclinó hacia mí
y escuchó mi clamor.
Puso en mi boca un canto nuevo,
un himno a nuestro Dios.
Muchos, al ver esto, temerán

y confiarán en el Señor.
Tú no quisiste víctima ni oblación;
pero me diste un oído atento;
no pediste holocaustos ni sacrificios,
entonces dije: «Aquí estoy».
En el libro de la Ley está escrito

lo que tengo que hacer:
yo amo, Dios mío, tu voluntad,
y tu ley está en mi corazón».
Proclamé gozosamente tu justicia
en la gran asamblea;
no, no mantuve cerrados mis labios,

Tú lo sabes, Señor.

Carta I de San Pablo a los Corintios 1,1-3.
Pablo, llamado a ser Apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, y el hermano Sóstenes,
saludan a la Iglesia de Dios que reside en Corinto, a los que han sido santificados en Cristo Jesús y llamados a ser santos, junto con todos aquellos que en cualquier parte invocan el nombre de Jesucristo, nuestro Señor, Señor de ellos y nuestro.
Llegue a ustedes la gracia y la paz que proceden de Dios, nuestro Padre, y del Señor Jesucristo.

Evangelio según San Juan 1,29-34.
Al día siguiente, Juan vio acercarse a Jesús y dijo: “Este es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.
A él me refería, cuando dije: Después de mí viene un hombre que me precede, porque existía antes que yo.
Yo no lo conocía, pero he venido a bautizar con agua para que él fuera manifestado a Israel”.
Y Juan dio este testimonio: “He visto al Espíritu descender del cielo en forma de paloma y permanecer sobre él.
Yo no lo conocía, pero el que me envió a bautizar con agua me dijo: ‘Aquel sobre el que veas descender el Espíritu y permanecer sobre él, ese es el que bautiza en el Espíritu Santo’.
Yo lo he visto y doy testimonio de que él es el Hijo de Dios”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

AMBIENTACIÓN: 

Luego del saludo inicial y antes del acto penitencial

 

El Señor nos revela a su Hijo, que muestra su gloria como enviado del Padre; se trata del comienzo de los signos que confirman la fe de los discípulos, y es ya un anuncio de la Eucaristía. Hoy el Señor nos muestra en un banquete de bodas, el banquete mesiánico que supone un mundo nuevo, un vino nuevo, un amor nuevo. Ésta es su invitación de hoy a todos y a cada uno de nosotros.

 

1ª. LECTURA:  (Is 62, 1-5)         (Ver texto)

 

En este texto del Antiguo Testamento, se nos muestra Dios como el esposo de su pueblo, a quien ama con un amor entrañable, a pesar de sus contínuas infidelidades.

 

SALMO RESP.:      (95, 1-3. 7-10a.c.)    (Ver texto)

 

  1.   Anuncien las maravillas del Señor por todos los pueblos.   

 

2ª. LECTURA:     (1Co 12, 4-11)    (Ver texto) 

 

Pablo nos manifiesta la diversidad de dones que el Espíritu suscita dentro de la comunidad, advirtiéndonos muy claramente que ellos son verdaderamente importantes en cuanto son para el bien común.

 

EVANGELIO:    (Jn 2, 1-11)      (Ver texto)

 

Jesús, en el santo Evangelio, se nos muestra realizando un signo, en una verdadera manifestación de su gloria y un anticipo del signo por excelencia: la entrega de sí mismo, de su vino, de su sangre, a la Iglesia.

 

ORACIÓN DE LOS FIELES:

 

CELEBRANTE:

 

Queridos hermanos, con gran fe y confianza pidamos al Espíritu Santo que distribuye sus dones entre nosotros, que nos ayude a elevar a nuestro Padre del Cielo, esta oración en la que le presentamos nuestras necesidades.

 

GUÍA:  A cada una de las peticiones responderemos orando:

 

“SEÑOR, TRANSFORMA NUESTRO CORAZÓN”

v Para que la Santa Iglesia resplandezca siempre como signo del misterio de Jesús que viene, con su vida, pasión, muerte y resurrección a establecer una y definitiva alianza de amor de parte de Dios con todos aquellos que lo esperan, lo buscan y lo encuentran, es decir, están abiertos al amor fiel y perfecto de Dios, te pedimos…

 

v Para que en nuestra Iglesia diocesana, nuestro Obispo y nuestros sacerdotes, nos guíen siempre en el trabajo de construcción de una auténtica comunidad, donde el amor fraterno sea el signo distintivo entre todos sus miembros, te pedimos…

 

v Para que todos los pueblos se unan de verdad,  y así podamos enfrentar los grandes desafíos del mundo de hoy: el hambre, la carrera armamentista, los atentados contra la vida humana y las migraciones y así alcanzar una auténtica y definitiva paz para todos los hombres, te pedimos…

 

v Para que ante cada hermano pobre y enfermo, descubramos a tu mismo Hijo y, no permaneciendo indiferentes ante el sufrimiento humano, seamos la manifestación de tu amor de Padre, te pedimos…

 

v Para que todos los miembros de nuestra comunidad, reconociendo y respetando los dones y la diversidad de funciones que cada uno tiene, trabajemos de verdad en la construcción de una única Iglesia, basada en un solo Señor y en el único Espíritu, te pedimos…

 

CELEBRANTE:

 

Dios rico en misericordia, concédenos lo que te hemos pedido y ayúdanos a ser siempre fieles a lo que María Santísima nos indicó en Caná: el que en cada instante de nuestras vidas hagamos todo lo que Cristo nos diga. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

PRESENTACIÓN DE LAS OFRENDAS:

 

Al igual que en Caná en que Jesús transformó el agua en vino, así ahora, el pan y el vino serán transformados en su Cuerpo y en su Sangre; junto a estos dones depositemos nuestras vidas, pidiendo a Dios las transforme en una oblación que le sea agradable.

 

Al término del “Lavatorio de Manos” y cuando el celebrante vuelve al centro del altar y antes de la oración siguiente, se hace poner de pie a la asamblea

 

DIÁLOGO DEL PREFACIO:

Al iniciarse el Prefacio (antes de “El Señor esté con vosotros”)

 

Cada vez que que celebramos el memorial del sacrificio de Jesús, se lleva a cabo la obra de nuestra redención; por eso ahora, con inmensa alegría demos gracias a nuestro Padre del Cielo.

 

COMUNIÓN:

 

La bodas de Caná las celebramos cada domingo en la Eucaristía, donde el Señor renueva la entrega de sí mismo, de su Cuerpo, de su Sangre, que ahora se nos ofrece y así alegra el corazón de la Iglesia con el vino nuevo.

 

COMUNIÓN ESPIRITUAL:

Al término de la distribución de la comunión.

 

Hermanos:

Todos aquellos que no han podido acercarse a recibir a Jesús Sacramentado, pueden hacer la Comunión Espiritual rezando la siguiente oración:

 

Creo Señor mío que estás realmente presente

en el Santísimo Sacramento del altar.

Te amo sobre todas las cosas y deseo

ardientemente recibirte dentro de mi alma;

pero, no pudiendo hacerlo  ahora sacramentalmente,

ven al menos espiritualmente a mi corazón.

Y como si te hubiese recibido, me abrazo

y me uno todo a Ti;

Oh Señor, no permitas que me separe de Ti.

Amén.

 

DESPEDIDA:

 

Esta Eucaristía que hemos celebrado sólo tiene verdadero y auténtico sentido si hemos venido a celebrarla para que Jesucristo sea el alimento de nuestro camino diario y si en verdad estamos dispuestos a seguir el consejo de María: “Hagan lo que Él les diga”.

Related posts

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies