¿El 24 de diciembre viene Santa Claus o el niño Jesús?

1
650

¿El niño Jesús o Santa Claus cuál es tu opinión?

Vivimos un conflicto entre dos culturas: por un lado la cultura del consumo y el placer y por otro la cultura cristiana. ¿Por cuál debemos decidirnos?

La noche del 24 de diciembre habrá comida abundante, intercambio de regalos, bailes y licor. En muchas fiestas el único ausente será la razón de ser de la fiesta: Jesús, porque el consumismo ha vaciado la Navidad de contenido religioso.
Por tanto ya es tiempo de devolverle su verdadero sentido. En primer lugar hay que cuestionar a ese personaje vestido de rojo. ¡Basta ya, hay que poner a Santa Claus en su lugar! Este personaje solo existe en los anuncios comerciales. Niños enfrenten la verdad.

Antes de la distorsión comercial sí se honraba a un verdadero santo: san Nicolás, obispo de Bari, en el siglo IV. Era notable por su cuidado hacia los niños pobres. Incluso resucitó a tres niños y después de su muerte su devoción se desarrolló principalmente en los pueblos del norte de Europa.

En la época de la Reforma, los holandeses cambiaron la fiesta religiosa de san Nicolás, que ellos llaman “Sint Klaes”, por una fiesta secular. Y cambiaron al santo por un personaje del Polo Norte, rodeado de duendes y que llevaba regalos a los niños. Los colonizadores llevaron esta tradición a Norteamérica y cambiaron el nombre de “Sint Klaes” a “Santa Claus”. Nació así el símbolo de la Navidad en los Estados Unidos.

Pero Santa Claus si fue una persona real, san Nicolás, un santo que es amigo de Dios y que amaba mucho a los niños. Pero conviene destacar que, como los dones de los santos no son de ellos, él solamente podría interceder para que Jesús o Dios mismo, por medio de sus padres lleven los juguetes a los niños que se han portado bien.

Por tanto hay que reforzar la fiesta de la Navidad, no como tiempo de Santa Claus, sino como la fiesta del nacimiento de Jesús.

Además debemos recordar que antes de esperar recibir muchos regalos, debemos dar regalos especialmente a los niños pobres, dado que Jesús puede estar disfrazado también de niño. “En verdad les digo que cuanto hicieron con alguno de estos mis hermanos más pequeños, lo hicieron conmigo”. Mt 25-40.

 

Arquidiócesis de Xalapa

1 COMMENT

LEAVE A REPLY